Oposición publicará informe de Nemtsov sobre muerte soldados rusos en Ucrania

La oposición rusa anunció el 30 de marzo que publicará el informe que preparaba el asesinado político liberal Borís Nemtsov sobre la muerte de soldados rusos en combates en el este de Ucrania con el título "Putin. Guerra".

"Hemos logrado hablar con la gente que era la fuente de Nemtsov. Tenían miedo de hablar cuando él estaba vivo. El asesinato de Nemtsov, como pueden imaginar, no les ha envalentonado", escribió Iliá Yashin, compañero de Nemtsov en el movimiento Solidaridad, en Facebook.

Nemtsov tenía previsto presentar públicamente el informe sobre la presencia militar rusa en Ucrania en apoyo de los separatistas el 1 de marzo durante una marcha opositora en Moscú, pero su asesinato el 27 de febrero se lo impidió.

Según el testimonio de los informantes de Nemtsov, los soldados rusos sufrieron un gran número de bajas en Ucrania en dos fases del conflicto, en agosto de 2014 y en enero-febrero de 2015, justo antes de la firma en Minsk de sendos acuerdos de paz.

No menos de 150 soldados rusos habrían caído el verano pasado, cuando las tropas rusas fueron desplegadas en Ucrania para frenar el imparable avance de las fuerzas gubernamentales que amenazaban con reconquistar las regiones insurgentes de Donetsk y Lugansk, explicó Yashin.

Entonces, la mayoría de militares rusos que participaron en las hostilidades en el país vecino lo hicieron tras darse provisionalmente de baja o tomarse voluntariamente vacaciones.

Los propios familiares se negaron a denunciar la muerte de sus seres queridos, ya que al recibir una compensación de 3 millones de rublos (más de 50.000 dólares) se comprometían por escrito a no desvelar ese secreto de Estado bajo amenaza de prosecución penal.

Además, otros 70 soldados rusos como mínimo cayeron en Ucrania cuando se reanudaron los combates a principios de este año durante la ofensiva lanzada por las milicias rebeldes contra el aeropuerto de Donetsk y el nudo ferroviario de Debáltsevo.

A diferencia de 2014, en esta ocasión los militares rusos combatían en Ucrania como "voluntarios", por lo que el Ejército ruso quedaba a salvo de cualquier responsabilidad.

Según el opositor, las familias de esos soldados no recibieron ninguna clase de compensación, motivo por el que los representantes de varias de ellas decidieron ponerse en contacto con Nemtsov.

Precisamente, de acuerdo a su secretaria, Olga Shorina, Nemtsov estaba en permanente contacto con soldados rusos de la región de Ivanovo cuando fue tiroteado en compañía de una joven ucraniana en un puente cerca del Kremlin.

Nemtsov se mostró siempre en contra de la política del Kremlin en el país vecino, tanto en la Revolución Naranja de 2004 como en la anexión de la península de Crimea en marzo de 2014 o más recientemente con el apoyo militar a los separatistas prorrusos.

Cinco chechenes han sido acusados formalmente del asesinato de Nemtsov, cuya muerte violenta fue duramente condenada por Estados Unidos y la Unión Europea, con cuyos representantes se reunía con asiduidad.

Sus familiares y los dirigentes opositores mantienen que la muerte de Nemtsov, ex viceprimer ministro ruso, fue un crimen político y ponen en duda el deseo de los investigadores de detener a los que encargaron el asesinato.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha exigido a las fuerzas de seguridad el esclarecimiento del asesinato más sonado de un político desde que él llegara al Kremlin hace 15 años.

Lea más: El Consejo de Derechos Humanos de Rusia investiga las denuncias de los soldados acerca de su posible envío a Ucrania >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.