Grecia y Rusia estrechan cooperación energética en vísperas visita de Tsipras

El ministro de Energía de Grecia, Panayotis Lafazanis, estrechó la cooperación energética con Rusia al reunirse con su colega ruso y el presidente de Gazprom, en vísperas de la visita a este país del primer ministro griego, Alexis Tsipras.

El ministro de Energía de Grecia, Panayotis Lafazanis, estrechó la cooperación energética con Rusia al reunirse con su colega ruso y el presidente de Gazprom, en vísperas de la visita a este país del primer ministro griego, Alexis Tsipras.

"Esto abre una nueva etapa en las relaciones energéticas entre ambos países en beneficio de ambos pueblos y de toda la región", dijo hoy Lafazanis a la agencia oficial RIA-Nóvosti.

Lafazanis se mostró convencido de que estos contactos impulsarán las relaciones greco-rusas "en estos tiempos de crisis en Europa" y "contribuirán a la estabilidad y seguridad, y a la mejora de las relaciones económicas y políticas en toda la región".

El ministro griego se reunió con su homólogo ruso, Alexandr Novak, y con el jefe de Gazprom, Alexéi Miller, con los que abordó asuntos como los suministros de gas a la Unión Europea y el tendido del gasoducto Turkish Stream.

Ese gasoducto, que sustituirá al South Stream, transcurrirá por el fondo del mar Negro y territorio turco hasta llegar a la frontera con Grecia, desde donde el gas se distribuirá a los clientes de Gazprom en los Balcanes y el centro de Europa.

"Estamos estudiando estas propuestas que son interesantes y que nos ofrecen la posibilidad de incrementar notablemente la cooperación con Rusia", dijo.

Según el nuevo plan maestro, de los 63.000 millones de metros cúbicos de gas que bombeará dicho conducto, 47.000 llegarán a Grecia con destino a los consumidores europeos y el resto se quedará en territorio turco.

Recientemente, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, valoró positivamente el proyecto, aduciendo que diversificará las fuentes de energía en la zona, ya que Turquía recibe también suministros de gas de Irán y Azerbaiyán.

Por otra parte, Lafazanis aseguró que la UE no tiene alternativa a las importaciones de gas ruso y que Estados Unidos no puede ni sustituir a Rusia como suministrador de gas ni satisfacer las necesidades de los europeos en este terreno.

"Creo que las aspiraciones de EEUU son más una maniobra táctica que debe contribuir al aislamiento energético de Rusia. Los suministros de gas de Rusia a Europa son necesarios", señaló.

Lo que se desconoce es si el ministro griego abordó en Moscú otros asuntos como la privatización de la gasística helena Depa, en lo que en su momento estuvo interesada Gazprom, y el concurso para la explotación de los yacimientos de oeste de Grecia y el sur de Chipre.

Otro de los objetivos de la visita de Lafazanis es preparar el viaje de Tsipras el próximo 8 de abril a Moscú, donde se reunirá con el líder ruso, Vladímir Putin, quien ha encontrado en el nuevo líder griego un aliado en el seno de la UE.

Precisamente, Tsipras afirmó que su país no está de acuerdo con las sanciones occidentales a Rusia por su postura ante la crisis ucraniana, pues se trata de un "camino a ninguna parte".

"No estamos de acuerdo con las sanciones. Considero que es un camino a ninguna parte", dijo en una entrevista publicada hoy por la agencia oficial rusa TASS. 

Lea más: Las perspectivas del gas ruso en Europa>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies