Rusia pide a la OTAN que deje de especular con su política nuclear

Rusia se dirigió ayer a la OTAN para pedir a a la Alianza Atlántica que deje de especular sobre su política en el ámbito de las armas nucleares y que abandone sus planes de ubicar un escudo antimisiles en Europa para evitar "preocuparse sobre sus consecuencias".

Rusia se dirigió ayer a la OTAN para pedir a a la Alianza Atlántica que deje de especular sobre su política en el ámbito de las armas nucleares y que abandone sus planes de ubicar un escudo antimisiles en Europa para evitar "preocuparse sobre sus consecuencias".

"Estados Unidos y otros países de la OTAN, en nuestra opinión, deben rechazar seguir dando pasos unilaterales destructivos en el ámbito del escudo antimisiles. Entonces no habrá que preocuparse por las consecuencias", dijo el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Alexandr Lukashévich, citado por Interfax.

El portavoz recordó que, "según la doctrina militar rusa, Rusia se reserva el derecho de usar armas nucleares en respuesta a un ataque con armas atómicas u otras armas de destrucción masiva contra el país o sus aliados, o en el caso de una agresión contra Rusia que ponga en peligro la supervivencia del Estado".

Poco antes, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, salió al paso de las críticas lanzadas por el multimillonario estadounidense Donald Trump al presidente ruso, Vladímir Putin, sobre un excesivo uso de la retórica nuclear en sus discursos.

Peskov opinó que "por lo visto, Trump apela a sus conocimientos superficiales acerca del documental sobre Crimea", emitido en la televisión rusa hace diez días y en el que Putin señalaba que las Fuerzas Armadas rusas estaban listas para poner en alerta su arsenal nuclear si alguien trataba de impedir la anexión de la península, que se produjo en marzo de 2014.

El presidente ruso, a la pregunta que le planteó el director del documental sobre este asunto, "respondió de manera bastante calmada y subrayó lo inapropiado de instigar tensiones o volver a los tiempos de la guerra fría", dijo Peskov a los periodistas.

Mientras, Lukashévich reiteró que el escudo antimisiles que quieren levantar en Europa Washington y la OTAN "pueden suponer una amenaza a las fuerzas nucleares de contención rusas, lo que llevará a la ruptura de la paridad y obligará a tomar medidas para restituir el equilibrio".

"Sin embargo, nuestros argumentos contra este sistema desestabilizador no han sido escuchados, mientras que los intentos de organizar una cooperación paritaria en el ámbito de la defensa antimisiles han chocado con la incomprensión" de Occidente, lamentó el portavoz de la cancillería rusa.

Lea más: Rusia estaba dispuesta poner en alerta arsenal nuclear para recuperar Crimea>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies