Volkswagen reduce la producción en Rusia tras la caída de las ventas

El fabricante automovilístico alemán Volkswagen va a reducir la producción en Rusia, en su fábrica en Kaluga, tras la caída de la ventas en ese mercado.

Volkswagen informó hoy de que esta fábrica, al suroeste de Moscú, reducirá la semana laboral a cuatro días desde abril y hasta julio.

Asimismo a partir de mayo la factoría rusa no renovará los contratos temporales de 150 empleados, dijo una portavoz de Volkswagen.

Quien quiera abandonar voluntariamente la empresa recibirá una indemnización.

El mayor fabricante automovilístico de Europa redujo en enero las ventas en Rusia un 16,9 % interanual, hasta 13.800 unidades.

Las ventas de automóviles cayeron en Rusia en los dos primeros meses del año un 32 %, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según cifras de Asociación de Empresas Europeas (AEB).

Volkswagen descarta que el mercado ruso se vaya a recuperar en los próximos meses y por ello a partir de mayo reducirá un turno en la fábrica de Kagula.

No obstante, el fabricante alemán hizo hincapié en que Rusia sigue siendo un mercado con perspectivas a largo plazo.

La crisis actual en Rusia cuesta a Volkswagen una cifra de tres dígitos de millones de euros, según el comité de empresa.

El fabricante estadounidense General Motors va a retirar a su filial Opel de Rusia a finales de año y Nissan también ha parado la producción en San Petersburgo hasta finales de mes.

Lea más: Los errores más frecuentes de los conductores rusos >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies