EEUU rechaza la legitimidad del acuerdo entre Osetia del Sur y Rusia

Estados Unidos reiteró hoy su postura sobre la región separatista de Osetia del Sur y rechazó reconocer la legitimidad de "cualquier supuesto tratado" entre los líderes de facto de esa región y la Federación Rusa que está previsto sea firmado este miércoles por el presidente ruso, Vladimir Putin.

"La posición de los Estados Unidos sobre Osetia del Sur y Abjasia sigue siendo clara: estas regiones son parte integral de Georgia, y seguimos apoyando la independencia de Georgia, su soberanía y su integridad territorial", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en un comunicado.

"Ni este acuerdo ni el firmado entre Rusia y los líderes de facto de Abjasia en noviembre 2014 constituye un acuerdo internacional válido", reiteró Psaki sobre el texto que mañana aceptará Putin, coincidiendo con el primer aniversario de la anexión de Crimea.

Estados Unidos instó a Rusia a "cumplir con todas sus obligaciones en virtud del acuerdo de alto el fuego de 2008", y a "retirar sus fuerzas a posiciones previas al conflicto".

También pidió al Gobierno de Moscú que "invierta su reconocimiento de las regiones georgianas de Osetia del Sur y Abjasia como estados independientes, y facilite el libre acceso a la asistencia humanitaria a estas regiones".

Asimismo, la portavoz indicó que Estados Unidos continúa apoyando las conversaciones internacionales de Ginebra para lograr avances concretos en materia de seguridad y servicios humanitarios, que siguen afectando a las comunidades que viven en Georgia.

"En este sentido, nos preocupan los informes de que la firma de este llamado acuerdo pueda coincidir con la actual ronda de discusiones en Ginebra sobre el conflicto en Georgia. Estados Unidos hace un llamamiento a todos los participantes a aprovechar la oportunidad de avanzar en esta y futuras rondas", concluyó.

La pasada semana, Putin aceptó la propuesta del Gobierno de firmar con Osetia del Sur un acuerdo similar al suscrito en noviembre de 2014 con la también separatista región georgiana de Abjasia (en el mar Negro), cuya independencia fue reconocida por Moscú en 2008.

Putin firmó dicho acuerdo de alianza y asociación estratégica con Abjasia, pese a las fuertes críticas de Georgia, que tachó el documento de "ilegal" y "un paso más hacia la anexión".

Rusia dispone de bases militares tanto en Osetia del Sur como en Abjasia, regiones secesionistas que Tiflis considera "territorios ocupados" por las tropas rusas.

El Ejército ruso inició la pasada semana maniobras militares de defensa antiaérea en ambas regiones, al igual que en la península de Crimea, anexionada hace un año por Rusia a Ucrania tras un referendo local en el que esa opción resultó abrumadoramente mayoritaria.

Georgia, que rompió relaciones diplomáticas con Rusia tras la guerra ruso-georgiana por el control de Osetia del Sur de agosto de 2008, empezó a finales de 2013 un proceso de normalización con su vecino del norte que ha encallado en los últimos meses.

Lea más: Osetia del Sur decide su integración en Rusia >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies