Defensor oficial ruso constata torturas a detenidos por asesinato de Nemtsov

El alto cargo del Consejo de Derechos Humanos (CDH) adjunto a la Presidencia rusa, Andréi Bábushkin, constató signos de tortura en el cuerpo de los tres chechenes detenidos por su presunta implicación en el asesinato del opositor ruso Boris Nemtsov.

"Existen suficientes indicios para pensar que (Zaur) Dadáev y los hermanos (Anzor y Shaguit) Gubáshev fueron torturados", señala el informe de Bábushkin, publicado hoy en la web del CDH.

El activista ruso visitó ayer a los tres chechenes en la prisión moscovita de Lefórtovo y constató que en el cuerpo de Dadáev, que según la juez que instruye el caso confesó su implicación en el asesinato, "se observan numerosos daños corporales".

También Anzor Gubáshev tiene en su cuerpo "numerosos rasguños en la nariz, muñecas y piernas, que sufrió después de ser detenido", agrega el informe de Bábushkin.

Dadáev, que según la agencia rusa Rosbalt había confesado ser el autor intelectual y organizador del crimen, se desdijo de su declaración en una entrevista con un defensor de los derechos de los presos, publicada hoy por el diario ruso "Moskovski Komsomolets".

"Por la radio dicen de nosotros cosas horribles. Creía que al llegar a Moscú podría contarle toda la verdad al juez, decirle que no soy culpable. Pero la juez ni siquiera me dejó hablar", dijo Dadáev.

El exagente de las fuerzas especiales de Chechenia, detenido el pasado viernes en la vecina república norcaucásica de Ingushetia, denunció que la confesión le fue arrancada con palizas y amenazas por los agentes que practicaron la detención.

"Me han tenido dos días con las esposas en las manos, grilletes en los pies y una bolsa de plástico en la cabeza. Me gritaban todo el tiempo: ¿Mataste tú a Nemtsov? Yo contestaba que no", aseguró Dadáev.

Poco después de que Rosbalt adelantara el domingo pasado la confesión de Dadáev, el líder de Chechenia, Ramzán Kadírov, salió en defensa del detenido para señalar que "es un auténtico patriota que no podría dar ni un paso en contra de Rusia".

Tanto Vadim Prójorov, el abogado del opositor ruso asesinado de cuatro tiros en la espalda, como algunos de sus correligionarios y partidarios han puesto en duda el rastro islamista esgrimido por las autoridades que investigan el caso.

Según Rosbalt, Dadáev confesó haber cometido el asesinato motivado por las críticas de Nemtsov al Islam y su defensa de las caricaturas de Mahoma publicadas por el semanario francés Charlie Hebdo.

Lea más: El asesinato de Nemtsov saca a la luz los problemas de Chechenia >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies