Militares y milicianos se acusan mutuamente de violar la tregua en Ucrania

Los militares ucranianos y los separatistas prorrusos se acusaron hoy mutuamente de incumplir el régimen de alto el fuego en la zona del conflicto en el este de Ucrania.

"En las últimas veinticuatro horas las posiciones de las fuerzas ucranianas fueron atacadas en 40 ocasiones", dijo Anatoli Stelmaj, portavoz del contingente militar ucraniano desplegado en las regiones de Donetsk y Lugansk, parte de las cuales controlan los secesionistas.

El "punto más caliente" es la zona del frente junto a la ciudad de Donetsk, el principal bastión de los prorrusos, donde los separatistas atacaron con diversos tipos de armas las localidades de Avdeyévka, Ópytnoye y Peski, según el militar.

"En la zona de Mariúpiol (en el sur de la región de Donetsk), la localidad de Shirókino fue sometida a fuego de morteros y sobre la medianoche se produjo un intento de asalto, repelido por las tropas ucranianas", agregó.

Según Stelmaj, en 17 ataques los separatistas emplearon artillería, morteros y lanzagranadas y, en los 23 restantes, armas ligeras.

En cambio, el subjefe de las milicias de la autoproclamada república popular de Donetsk, Eduard Basurin, declaró que entre ayer y hoy se registraron 25 ataques de las fuerzas ucranianas, cuatro de ellos con el empleo de artillería.

Basurin, al igual que el portavoz castrense ucraniano, indicó que la mayoría de las violaciones al alto el fuego tuvieron lugar en las afueras de la ciudad de Donetsk.

Pese a ello, el número dos de las milicias de Donetsk subrayó que la situación en la zona del conflicto "se mantiene estable".

Lea más: ¿Por que fracasaron los intentos anteriores de pacificación en Ucrania? >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies