EE.UU. califica de "invasión" la presencia rusa en el este de Ucrania

La secretaria de Estado adjunta para Europa de EE.UU., Victoria Nuland, calificó anoche de "invasión" la presencia de "miles y miles" de soldados rusos en el este de Ucrania, durante una comparecencia ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes.

Desde los primeros enfrentamientos de fuerzas ucranianas con los rebeldes pro-rusos en el este de Ucrania en abril de 2014, la Casa Blanca ha evitado calificar el movimiento de tropas rusas en Ucrania como "invasión", un término que sí había utilizado EE.UU. para referirse a la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea.

En respuesta a las preguntas del congresista Brian Higgins, la alta funcionaria admitió que hay desplegados "miles y miles" de soldados rusos en el este de Ucrania y destacó que, a esta parte del país, han llegado gran cantidad de tanques y armamento pesado ruso desde noviembre.

"Hemos dejado claro que Rusia es responsable del despliegue de tropas de esta guerra. Rusia está desplegando las tropas, encabezándolas y controlándolas", destacó.

"En términos prácticos, ¿constituye eso una invasión?", le preguntó Higgins, que exigió una respuesta de "sí o no".

"Hemos usado esa palabra en el pasado, sí", respondió Nuland, alejándose de los términos "incursión", "violación de la soberanía nacional" y "escalada de las agresiones" que han utilizado altos funcionarios del Departamento de Estado en otras ocasiones.

Nuland hizo esas declaraciones después de que los líderes europeos y el presidente de EE.UU., Barack Obama, avisaran de una reacción fuerte si fracasa el alto el fuego acordado el pasado 12 de febrero en Minsk (Bielorrusia).

"Juzgaremos a Rusia por sus acciones, no por sus palabras", advirtió Nuland.

"Ya hemos comenzado las consultas con nuestros socios europeos en materia de sanciones para presionar a Rusia sobre las consecuencias de seguir alimentando el fuego en el este de Ucrania, no cumplir los acuerdos de Minsk o tomar más territorio como hemos visto en Debáltsevo", añadió.

Debáltsevo es una ciudad estratégica que enlaza los bastiones separatistas de Donetsk y Lugansk y cuyo control perdieron el pasado 18 de febrero (tres días después de la entrada en vigor del alto el fuego) las fuerzas ucranianas.

"Este es un conflicto manufacturado, controlado por el Kremlin, alimentado por los tanques rusos y las armas pesadas, financiado a costa de los contribuyentes rusos y que cuesta la vida a los jóvenes rusos", aseveró la alta funcionaria.

En su intervención, detalló que la Casa Blanca ha incluido una partida para ayudar al Gobierno ucraniano de 513,5 millones de dólares en su plan de presupuesto de 2016, seis veces más que durante el año fiscal de 2014.

Más de 6.000 personas han muerto en el este de Ucrania desde que en abril del año pasado estalló el conflicto armado, precedido por una sublevación prorrusa en las regiones de Donetsk y Lugansk.

Lea más: Ucrania, guerra por unas nuevas normas de juego >>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies