Kiev y los separatistas acuerdan un alto el fuego y retirada armamento pesado

Ucrania y los separatistas prorrusos acordaron hoy un alto el fuego y la retirada del armamento pesado durante las negociaciones de paz celebradas en Minsk con mediación de Rusia y de la OSCE (Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa), informó la agencia rusa TASS.

Además, según la fuente bajo anonimato citada por dicha agencia rusa, las partes acordaron un mecanismo de control sobre el cumplimiento del cese de las hostilidades.

Por el momento se desconoce si ambas partes han acordado también la línea de separación de fuerzas y la zona desmilitarizada de la que debe retirarse la artillería de grueso calibre tanto de las fuerzas gubernamentales como de las milicias insurgentes.

Además, Kiev y los negociadores rebeldes abordaron el estatus de las regiones de Donetsk y Lugansk y la celebración de elecciones locales en las zonas bajo control rebelde, según la fuente que no fue identificada.

Los rebeldes no renuncian a la independencia, mientras el Gobierno ucraniano únicamente está dispuesto a conceder a los territorios secesionistas una autonomía limitada.

En cuanto a los comicios, Kiev no reconoce las elecciones separatistas celebradas el pasado 2 de noviembre condenadas por la comunidad internacional y que Rusia respetó, pero no llegó a reconocer.

El negociador de la autoproclamada república popular de Donetsk, Denís Pushilin, aseguró a la prensa que los separatistas habían entregado a las otras partes un proyecto de arreglo político y militar del conflicto que estalló en abril de 2014.

Seguidamente, se anunció una pausa en las negociaciones y tanto el expresidente de Ucrania Leonid Kuchmá, como la representante de la OSCE, Heidi Tagliavini, abandonaron el lugar para consultas.

La OSCE advirtió de que la muerte de 15 personas hoy en el bombardeo de Kramatorsk, ciudad bajo control gubernamental en la región de Donetsk, agrava la situación en la zona de conflicto justo cuando tienen lugar negociaciones de paz.

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, acusó a los rebeldes de atacar la sede del Estado Mayor de las fuerzas gubernamentales y una zona residencial de esa ciudad, antiguo bastión prorruso tomado por Kiev a mediados de 2014.

Según los expertos, del éxito de las negociaciones de hoy depende la convocatoria de la cumbre de mañana en la capital bielorrusa entre Ucrania, Rusia, Alemania y Francia, en la que los líderes de estos países abordarán una solución duradera para el conflicto.

Lea más: Merkel y Hollande se reúnen con Putin en Moscú >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies