Separatistas abandonan Minsk tras acusar a Kiev de rechazar el diálogo

Los negociadores separatistas anunciaron hoy que abandonarán Minsk, donde debían celebrarse en unas horas las negociaciones entre Kiev y los rebeldes prorrusos, y amenazaron con proseguir su ofensiva si el Ejército continúa sus bombardeos.

"Lamentablemente, la parte ucraniana no se presentó. De nuevo, Ucrania rehúsa el diálogo", declaró Vladislav Deinego, negociador de la autoproclamada república popular de Lugansk, a medios rusos.

El negociador separatista de la región de Donetsk, Denís Pushilin, confirmó que la Cancillería bielorrusa ya informó de que "Kiev no viene y las conversaciones han sido canceladas".

"Hoy abandonamos Minsk", agregó Pushilin, quien había instado a Kiev a enviar a un representante plenipotenciario y no al expresidente ucraniano Leonid Kuchma a las negociaciones, en las que los mediadores son Rusia y la OSCE.

A su vez, advirtió de que las milicias rebeldes continuarán con su ofensiva para tomar el control total de las regiones orientales de Donetsk y Lugansk si las fuerzas de Kiev siguen atacando con armamento pesado las plazas fuertes prorrusas.

"Si el proceso negociador se interrumpe y Kiev continúa con los bombardeos, nos reservamos el derecho de continuar con la ofensiva" y conquistar la totalidad de las regiones de Donetsk y Lugansk, dijo.

Los separatistas insisten en que siempre han estado a favor de las negociaciones y aseguraron que su prioridad es proteger a la población civil.

"Esperamos una invitación oficial y una aclaración sobre la fecha por parte de Rusia o la OSCE", dijo Pushilin, quien tachó de "inadmisible" hacerles viajar en vano a la capital de Bielorrusia.

A su vez, subrayó que han cambiado las condiciones que los separatistas plantearán en las negociaciones de Minsk, en particular en lo que se refiere a la línea de separación de fuerzas tras el reciente avance de las milicias rebeldes.

"La línea de separación ha cambiado significativamente. A día de hoy, nuestras repúblicas de Donetsk y Lugansk están dispuestas a hablar de un alto el fuego inmediato en base a la línea de separación real", dijo, en alusión a la situación en el frente.

Según los acuerdos de paz de Minsk, ambos bandos se comprometieron a mantener intactas sus posiciones y a crear una zona de seguridad de 30 kilómetros, de donde debían retirar el armamento pesado.

Al respecto, se manifestaron hoy a favor de ese repliegue, pero sobre la base de la nueva situación en la zona de conflicto, en la que los rebeldes han tomado varias localidades y el aeropuerto de Donetsk.

Además, han estrechado el cerco en torno a Debáltsevo, nudo de comunicaciones entre Donetsk y Lugansk.

Lea más: ¿Ha cambiado la opinión de Putin sobre la situación en Ucrania? >>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies