Rusia acudirá a aniversario liberación de Auschwitz pese a no invitar a Putin

Rusia anunció ayer que estará representada al más alto nivel en los actos conmemorativos del 70 aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz, pese a que el presidente ruso, Vladímir Putin, no haya sido invitado a la ceremonia.

Rusia anunció ayer que estará representada al más alto nivel en los actos conmemorativos del 70 aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz, pese a que el presidente ruso, Vladímir Putin, no haya sido invitado a la ceremonia.

"Por supuesto, Rusia estará representada al más alto nivel" el próximo 27 de enero, dijo hoy Vladímir Chizhov, embajador ruso ante la Unión Europea, a la televisión local.

Fuentes polacas habían informado en las últimas semanas de que Rusia estaría representada por su embajador en Polonia, Serguéi Andréyev.

Recientemente, el Kremlin reconoció que Putin no acudirá a la cita, aunque insistió en que Moscú concede "una gran importancia" a todos los actos relacionados con el 70 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi, que Rusia celebrará el 9 de mayo.

Ya han confirmado su presencia en el acto los jefes de Estado de Alemania, Francia, Austria, Croacia y Polonia, además del rey de los belgas, Felipe, y su esposa, Matilde, y los monarcas de Holanda, el rey Willem-Alexander y la reina Máxima.

Por otra parte, la Cancillería rusa criticó hoy al ministro de Exteriores polaco, Grzegorz Schetyna, quien declaró a una radio local que Auschwitz había sido liberado no por el Ejército Soviético, sino por fuerzas del Primer Frente Ucraniano.

"Creemos que hay que dejar de mofarse de la historia y en medio de la histeria antirrusa de faltar al respeto a la memoria de aquellos que dieron su vida por la liberación de Europa", señala el comunicado oficial ruso.

Schetyna aseguró que fueron "soldados ucranianos los que abrieron las puertas del campo y ellos fueron los que liberaron" Auschwitz el 27 de enero de 1945.

En cambio, la Cancillería rusa recuerda que "es bien sabido que Auschwitz fue liberado por tropas del Ejército Rojo, en cuyas filas combatían (soldados de) todas las nacionalidades" de la extinta Unión Soviética.

"Es difícil sospechar de ignorancia en el caso de un funcionario de tan alto nivel como Schetyna. Por cierto, desde noviembre de 1943 el Primer Frente Ucraniano se llamó de Voronezh y antes de Briansk", agregó.

El museo de Auschwitz-Birkenau fue abierto en 1947 en el antiguo campo de exterminio, el más grande puesto en marcha por la maquinaria de muerte nazi, donde entre 1940 y 1945 fueron asesinados 1,1 millones de personas, de las que un 90 % eran judíos.

Auschwitz-Birkenau fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979, pasando a ser uno de los principales símbolos del Holocausto en todo el mundo.

Lea más: Moscú recuerda a las víctimas del Holocausto>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.