Poroshenko denuncia en Davos presencia de 9.000 soldados rusos en Ucrania

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, dijo hoy en Davos que podía confirmar, de acuerdo con información de la inteligencia militar de su país, que hay 9.000 soldados rusos en el este ucraniano, donde tiene lugar un conflicto separatista.

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, dijo hoy en Davos que podía confirmar, de acuerdo con información de la inteligencia militar de su país, que hay 9.000 soldados rusos en el este ucraniano, donde tiene lugar un conflicto separatista.

"Datos de nuestra inteligencia, confirmados por fuentes independientes, indican que hay 9.000 efectivos" además de 500 tanques y artillería pesada, en el territorio de Ucrania", denunció en su intervención en la sesión inaugural del Foro Económico Mundial de Davos.

Aseguró que si Rusia cumpliese con la retirada de sus efectivos y armamento pesado a una distancia de 15 kilómetros desde la línea de separación establecida en los acuerdos firmados en Minsk en septiembre, Ucrania tendría "una situación de completa estabilidad".

Ucrania se comprometió igualmente a retirar hasta la misma distancia a sus soldados y armamento, lo que no ha podido hacer debido a las constantes agresiones de los grupos rebeldes, según Poroshenko.

La línea en cuestión pasa por las regiones orientales de Donetsk y Lugansk, donde desde el pasado abril tiene lugar un conflicto separatista protagonizado por grupos rebeldes que -según Ucrania, la Unión Europea y Estados Unidos- cuentan con el apoyo de Rusia.

El Gobierno ruso ha asegurado que los combatientes de su país que puedan encontrarse en esa parte de Ucrania lo hacen por voluntad propia y no siguen ninguna instrucción oficial.

Ucrania está muy presente en la agenda de esta 45º edición del Foro Económico Mundial de Davos, en vista de que el conflicto que la enfrenta con Rusia es considerado una de las mayores amenazas geopolíticas actuales.

El acuerdo para el cese de las hostilidades suscrito a inicios de septiembre fue incumplido y en diciembre se llegó a otro para "silenciar" las armas, que fue mejor -aunque no completamente- respetado, pero que Poroshenko dijo hoy que ha sido roto por Rusia.

Acusó directamente a Rusia del ataque contra un autobús registrado el pasado día 13, en el que murieron 11 civiles y 17 fueron heridos.

"Fue un misil ruso operado por rebeldes apoyados por Rusia el que cayó sobre el autobús", afirmó el presidente ucraniano.

Poroshenko presentó a los asistentes un pedazo de metal amarillo que -según dijo- era parte de ese autobús y que estaba repleto de agujeros visiblemente causados por proyectiles.

"Este es el símbolo del ataque terrorista contra mi país, como el de 'Charlie Hebdo'", comentó Poroshenko, en referencia al atentado terrorista contra la publicación satírica francesa del pasado día 7.

En respuesta a una pregunta del moderador sobre la esperanza que se puede depositar en una reunión que se celebra hoy en Berlín entre ministros de Exteriores de su país, Rusia, Francia y Alemania, Poroshenko no mostró ningún optimismo: "no tenemos nada que negociar".

"Todo está negociado y firmado, sólo se necesita cumplir con el alto el fuego y con la retirada de las tropas y la artillería", enfatizó.

"Rusia dice que tiene una influencia limitada en esa retirada, pero lo que le pedimos es que deje de suministrar armamento y municiones" a los grupos rebeldes, agregó.

Sobre el apoyo que espera de la comunidad internacional en esta situación, el presidente pidió que se facilite a Ucrania tecnología militar de carácter defensivo.

En declaraciones a la prensa ofrecidas al margen de esta presentación, Poroshenko instó a los países occidentales a mantener el actual nivel de sanciones contra Rusia, en vista de que la situación conflictiva en el este de su país no mejora.

"Las sanciones no tienen el fin de empeorar la situación en Rusia, pero son necesarias para detener la agresión y la escalada (de violencia)", opinó.

Lea más: Lavrov: nadie tiene pruebas de la presencia de tropas rusas en Ucrania>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies