Ortodoxos rusos celebran el Bautismo de Cristo en aguas gélidas

Miles de fieles ortodoxos rusos se sumergieron en las últimas horas en pozas abiertas en ríos y lagos helados para celebrar el Bautismo de Cristo, una de las fiestas religiosas más importantes en Rusia.

Miles de fieles ortodoxos rusos se sumergieron en las últimas horas en pozas abiertas en ríos y lagos helados para celebrar el Bautismo de Cristo, una de las fiestas religiosas más importantes en Rusia.

Las temperaturas bajo cero no impidieron a los creyentes zambullirse en aguas heladas bendecidas para esta ocasión por los popes con la idea de que el ritual ayudará a fortalecer el espíritu así como la salud de los que practiquen este ritual cada vez más popular.

Los ortodoxos creen que en este día todas las aguas, aunque sean de tubería, adquieren propiedades curativas, mientras que las de las pozas heladas además ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, derrames cerebrales así como problemas inmunológicos.

Como ya es tradicional, la mayoría de las pozas bautismales fueron habilitadas con vestidores y un espacio con calefacción, para que los creyentes entren en calor después del baño ritual.

Sin embargo, en el curso de hoy, sólo en Moscú un total de 17 personas necesitaron asistencia médica tras bañarse en las aguas heladas, según los datos del Ministerio de Salud ruso.

Cinco de ellos fueron hospitalizados, mientras que los restantes fueron atendidos en el lugar.

Se estima que varios millones de rusos ha acudido o acudirán a los templos e iglesias para recoger en botellas y garrafas el agua bendecida, en el día en que se recuerda el bautismo de Jesús por San Juan Bautista en el río Jordán.

Lea más: Fieles ortodoxos rusos celebran en aguas gélidas el Bautismo de Cristo>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies