Medvédev: Rusia no se cerrará al mundo

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, afirmó hoy que su país no tiene la intención de aislarse en medio de la crisis económica que atraviesa por la depreciación del petróleo y las sanciones occidentales.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, afirmó hoy que su país no tiene la intención de aislarse en medio de la crisis económica que atraviesa por la depreciación del petróleo y las sanciones occidentales.

"Rusia no se cerrará al mundo ni cambiará su rumbo hacia un modelo de movilización de la economía", dijo el jefe del Ejecutivo en un foro económico.

Señaló que Rusia "ha pasado un camino largo desde la economía postsoviética arruinada hasta una economía grande de tipo occidental".

"Sería un error monstruoso volver al pasado y renunciar el papel de gran actor en el mundo global", aseveró Medvédev, quien reiteró por enésima vez que "el modelo de materias primas se ha agotado".

Al mismo tiempo, abogó por conceder "libertades más amplias" a los círculos empresariales; de lo contrario, dijo, nada podrá cambiar la cada vez más creciente tendencia de fuga de capitales.

"Es nuestro deber quitar las limitaciones interiores que ahogan a los negocios, es un imperativo absoluto", aseguró el jefe del Gabinete.

"La devaluación de las palabras y las promesas sobre la libertad de negocios costará más que la devaluación del rublo" (que desde el inicio del año pasado ha perdido prácticamente la mitad de su valor), agregó.

La caída de los precios de petróleo, así como las sanciones de Occidente impuestas por la implicación rusa en la crisis ucraniana, han sido factores clave en la crisis que experimenta hoy Rusia.

Lea más: Rusia recupera la diplomacia parlamentaria>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies