Prorrusos se declaran dispuestos a nueva ronda de negociaciones en Minsk

Los separatistas prorrusos de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RDL) declararon hoy su disposición a participar en una nueva ronda de negociaciones en Minsk, en el marco del Grupo de Contacto para el arreglo del conflicto en el este de Ucrania.

Los separatistas prorrusos de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk (RPD) y Lugansk (RDL) declararon hoy su disposición a participar en una nueva ronda de negociaciones en Minsk, en el marco del Grupo de Contacto para el arreglo del conflicto en el este de Ucrania.

"Estamos dispuestos a participar en una nueva ronda de negociaciones", dijo a la agencia rusa Interfax el negociador jefe de la RPD, Denis Pushilin, quien recalcó que los temas centrales que deben abordarse en Minsk son el cumplimiento de la tregua y el desbloqueo de las zona controladas por los prorrusos.

Según Pushilin, el formato negociador del Grupo de Contacto (Ucrania, Rusia y la OSCE, más los representantes de los separatistas prorrusos) es "el único que abre la vía para el arreglo de conflicto".

Todas las partes deben aplicar esfuerzos para implementar los acuerdos de paz, añadió el representante de la RPD, que recalcó que "Ucrania tienen una mayor responsabilidad, por cuanto ha violado la tregua".

El negociador jefe de la RPL, Vladislav Deinego, también declaró su disposición a participar en una nueva ronda de negociaciones en Minsk, aunque con condiciones.

"La principal condición es que Ucrania ponga fin a los ataques y vuelva a cumplir la tregua. De lo contrario, no hay motivo para reunirse en Minsk", dijo en declaraciones a Interfax.

En cualquier caso, añadió Deinego, la nueva ronda de negociaciones en Minsk podría celebrarse, como muy pronto, mañana miércoles.

La necesidad de una nueva reunión de Grupo de Contacto fue subrayada anoche la reunión de que mantuvieron anoche en la afueras de Berlín los ministros de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier; Rusia, Sergei Lavrov; Ucrania, Pavló Klimkin, y Francia, Laurent Fabius

Esa cita ministerial se consideraba preparatoria de una reunión en Astaná entre los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Ucrania, Petro Poroshenko, con la mediación de la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, anunciada para el próximo jueves, pero que no llegará a celebrarse.

Al término de sus conversaciones con sus colegas, Steinmeier admitió que no se dan las "condiciones" necesarias para que este encuentro de alto nivel tenga lugar, ya que antes ha de cumplirse lo pactado el Memorando de Minsk, que incluye un alto el fuego "efectivo" y establece cómo ha de distribuirse la ayuda humanitaria.

En un comunicado conjunto los cuatro ministros de Exteriores pidieron "una reunión del grupo de contacto en los próximos días para realizar progresos en la implementación integral del Memorando de Minsk".

La consecución de avances, prosigue la nota, "contribuiría a preparar el camino para la celebración de una cumbre exitosa en Astaná". 

Lea más: Las razones de Rusia para oponerse al ingreso de Ucrania en la OTAN>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.