La defensa del opositor ruso Alexéi Navalni recurre su arresto domiciliario

La defensa del líder de la oposición extraparlamentaria rusa, Alexéi Navalni, recurrió hoy el régimen de arresto domiciliario impuesto a su cliente en la sentencia dictada este martes por un tribunal de Moscú, que le condenó a tres años y medio de libertad condicional.

"Hemos recurrido la parte de la sentencia que mantiene la medida cautelar para Alexéi, ya que la consideramos ilegal y sin fundamentos" jurídicos, dijo a Interfax el abogado del opositor, Vadim Kóbzev.

La defensa de Navalni considera que "el tribunal ha tomado una decisión muy rara al dictar una condena condicional contra una persona y al mismo tiempo dejarla bajo arresto domiciliario".

El opositor ruso, conocido por sus denuncias de corrupción en las administraciones públicas del país, fue detenido anoche por la policía en el centro de Moscú tras violar su arresto domiciliario para acudir a una protesta frente al Kremlin.

Su detención se produjo horas después de ser condenado a tres años y medio de libertad condicional tras un juicio en el que fue acusado de varios delitos económicos y en el que su hermano, Oleg, fue sentenciado a la misma pena, que en ese caso deberá cumplir entre rejas.

Al menos otro centenar de personas, partidarios de Navalni, también fueron detenidos ayer en la capital rusa durante una manifestación en la que unas dos mil personas gritaron eslóganes contra el Kremlin y la persecución política de su líder.

"Putin fuera", "Nuevo Año sin Putin", "Nosotros somos el poder" o "Vergüenza", corearon los activistas congregados frente al Hotel Moscú pese a las bajas temperaturas que rondan los 15 grados bajo cero.

Protestas opositoras similares se celebraron en las ciudades de San Petersburgo y en Yekaterinburgo (Urales).

La Fiscalía acusó a los hermanos Navalni del robo de 26,7 millones de rublos (casi 500.000 dólares) de la empresa de perfumería Yves Rocher Vostok y de otros 4,4 millones de rublos (unos 80.000 dólares) de una empresa de procesamiento de pagos electrónicos.

Según la acusación, los hermanos Navalni blanquearon posteriormente 21 millones de rublos (más de 300.000 dólares) mediante compañías ficticias.

Navalni era considerado hasta hace poco el principal rival político del presidente ruso, Vladímir Putin, tras lograr casi un tercio de los votos en las últimas elecciones a la alcaldía de Moscú.

Lea más: El bloguero anticorrupción que se pasó a la política >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.