Una gran nevada paraliza Moscú

La ventisca que llegó este jueves a Moscú y según diversos pronósticos durará hasta la noche empieza ya a generar muchos problemas.

La ventisca que llegó este jueves a Moscú y según diversos pronósticos durará hasta la noche empieza ya a generar muchos problemas.
Los atascos, kilométricos habitualmente en la ciudad, en una situación así adquieren increíbles dimensiones. El portal Yandex-probki valoró esta mañana en 10 grados la intensidad de los atascos, que es la cifra máxima.

Según los meteorólogos pasa un ciclón por el territorio de la provincia de Moscú motivo por el cual se ha producido la nevada, que se intensificará solo durante el día.
También pronosticaron que empeorará sustancialmente la visibilidad pudiéndose reducir a unos 300 o 500 metros.

Las ráfagas de viento pueden alcanzar velocidades de hasta 15 metros por segundo. La capa de nieve aumentará entre los 10 y los 12 centímetros, haciendo las calles intransitables para los peatones y creando mucho dolor de cabeza en los servicios comunitarios encargados de limpiarlas.

Lea más: 'Stalingrado' en la Antártida>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.