Se reanudan en Minsk las negociaciones de paz para el este de Ucrania

Representantes del Gobierno ucraniano y los separatistas prorrusos reanudaron hoy en Minsk las negociaciones de paz con mediación de Rusia y la OSCE, con el intercambio de prisioneros como principal asunto en la agenda.

"Lo que vamos a tratar es si al fin intercambiaremos prisioneros mediante la fórmula de 'todos por todos'. (...) En cuanto a otros temas, no he dado instrucciones a Denís Pushilin", representante de los rebeldes en las negociaciones, adelantó el líder de los sublevados de la rebelde región de Donetsk, Alexandr Zajárchenko.

Otros asuntos como el alejamiento del armamento pesado de la línea de contacto, el fin del bloqueo económico de las zonas controladas por los rebeldes y el estatus especial de las mismas dentro de Ucrania, podrían ser tratados en la segunda reunión del Grupo de Contacto, programada para el próximo viernes.

"Tras las negociaciones de Minsk, (Pushilin) me informará de los temas allí tratados. Entonces tomaremos decisiones", aseguró Zajárchenko, citado por las agencias rusas.

Mientras, el representante de los separatistas de la región de Lugansk en las conversaciones, Vladislav Deinego, subrayó que insistirá en que se incluya en la agenda el estatus especial del Donbass (región geográfica que integra los dos territorios rebeldes).

A su vez, el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Pabló Klimkin, manifestó que, para su Gobierno, la principal cuestión a tratar es el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en las dos rondas anteriores (5 y 20 de septiembre).

El protocolo de 12 puntos para la paz en el este de Ucrania, firmado el 5 de septiembre, prevé entre otras cosas el control internacional del cese de hostilidades, la creación de una zona de seguridad bajo vigilancia internacional en la frontera ruso-ucraniana y la celebración de elecciones en Donetsk y Lugansk.

Además, el Memorándum de Minsk firmado el 20 de septiembre contempla la creación de una franja desmilitarizada de 30 kilómetros en torno a la línea imaginaria que separa las posiciones de los dos bandos enfrentados.

Actualmente, en la zona del conflicto, que desde abril de este año se ha cobrado cerca de 5.000 muertos, entre combatientes y civiles, rige una nueva tregua, que entró en vigor el pasado día 9 y fue acordada después de no se cumpliera el alto fuego declarado el 5 de septiembre.

Lea más: Prorruso, proeuropeo, demontando el universo de valores de la guerra informativa >>>