Rusia crea una comisión en el Gobierno para ayudar al este de Ucrania

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, ordenó la creación de una comisión gubernamental para prestar ayuda humanitaria a los habitantes de las zonas del este de Ucrania

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, ordenó la creación de una comisión gubernamental para prestar ayuda humanitaria a los habitantes de las zonas del este de Ucrania que han sufrido por el conflicto armado entre Kiev y los separatistas prorrusos, informó hoy la web del Gobierno ruso.

La comisión gubernamental, según el comunicado del gabinete de ministros ruso, se crea "en virtud de la situación en las regiones de Donetsk y Lugansk y las numerosas peticiones de ayuda humanitaria de ciudadanos y organizaciones" que viven o trabajan en esos territorios, controlados por los rebeldes prorrusos.

El órgano, integrado por representantes de distintos ministerios y organismos oficiales, será presidido por el ministro de Economía ruso, Alexéi Uliukáyev.

Por otra parte, 180 camiones con ayuda humanitaria rusa llegaron hoy a Donetsk y Lugansk, capitales de las dos regiones rebeldes, tras atravesar poco antes la frontera con Ucrania desde la región rusa de Rostov.

El décimo convoy humanitario ruso que llega al este de Ucrania lleva una carga de más de 1.400 toneladas de alimentos, medicinas, material de obra y también regalos navideños para los más pequeños.

Casi 5.000 personas, entre civiles y combatientes, han muerto en el este de Ucrania desde mediados de abril en el enfrentamiento armado que mantienen las fuerzas de Kiev y los rebeldes prorrusos que controlan parte de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk.

Tras varios meses de guerra sin cuartel, los dos bandos alcanzaron a principios del pasado mes de septiembre una frágil tregua que aunque logró apaciguar la mayor parte de los territorios desgarrados por el conflicto, no pudo poner fin a las escaramuzas casi diarias y al incesante goteo de muertos.

Lea más: Una guerra fría sin normas amenaza a Rusia>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.