Expertos ven impacto "reducido" de Rusia en España y más un riesgo financiero

Los expertos afirman que la crisis rusa tiene un impacto "reducido" sobre España debido a que el vínculo comercial es limitado, aunque la mayoría alerta de que el principal riesgo proviene de la inestabilidad de sus mercados financieros que podría extenderse a países emergentes más vinculados con España.

Y es que la relación comercial e inversora entre España y Rusia es baja, por lo que los analistas consultados por EFE no ven una exposición directa que pueda afectar a las exportaciones o inversiones españolas.

Sin embargo, la mayoría señala que si la vulnerabilidad del rublo continúa y la situación se agrava, el estrés financiero puede traducirse en una huida hacia activos seguros y dificultar la necesaria financiación exterior de España.

En sentido contrario, la caída de los precios del petróleo supone un ahorro para la economía española y por lo tanto una ayuda para la renta y el consumo de las familias.

El experto en macroeconomía de Analistas Financieros Internacionales (AFI) Matías Lamas señala que la exposición directa de España al mercado ruso es "reducida" ya que a nivel comercial las exportaciones españolas no tienen un peso excesivo.

Advierte de que el principal problema provendría del estrés financiero que se está produciendo en el mercado ruso, debido al desplome del tipo de cambio y que podría extenderse a otros mercados emergentes donde España sí tiene mayor relación, como son América Latina o el norte de África.

"Es más el vínculo financiero que el vínculo comercial lo que tenemos que vigilar", puntualiza Lamas, al tiempo que señala que "si la inestabilidad financiera se traslada a otros mercados al final se traduce en menor crecimiento económico y de rentabilidad del negocio de las empresas internacionalizadas".

Por el lado positivo, incide en que la caída del precio del petróleo supondrá un ahorro de casi un punto del PIB en la factura energética, así como una ayuda en la renta real de los hogares.

En el mismo sentido, la analista de FUNCAS María Jesús Fernández valora el efecto "favorable" de la caída del precio del barril de brent en un contexto de congelación salarial.

Para la Fundación de Cajas de Ahorros existen "riesgos" si Rusia entrase en un impago de su deuda, ya que "arrastraría a más economías".

Resalta que España podría verse perjudicada al empeorar las condiciones de financiación de acceso al exterior, lo que afectaría también a la relación comercial, a las exportaciones y al crecimiento del PIB español.

La analista de Cortal Consors Estefanía Ponte ve como otro impacto negativo la caída del turismo, ya que Rusia es "fuente turística para nuestro país".

El desplome del rublo frente al euro perjudicaría la entrada de turistas rusos, ya que les resultaría mucho más caro viajar a España, aunque en el lado opuesto la devaluación de la moneda rusa favorece las compras españolas de petróleo.

No obstante, las importaciones de España a Rusia acumulan una caída del 17 % hasta septiembre como consecuencia de la crisis con Ucrania y las sanciones interpuestas entre la UE y Rusia, respectivamente.

De todas formas, Rusia no es un socio comercial estratégico de España y su dependencia energética es baja, ya que España importa petróleo sobre todo de Irán, Arabia Saudí, Libia, Argelia y del Mar del Norte.

"El efecto de Rusia sobre España sería muy limitado", incide la analista, que afirma que bien distinto sería una suspensión de pagos del Estado ruso, algo que "no contemplamos" y que sí afectaría a Europa del Este, Alemania y en consecuencia a España.

Almudena Semur, gerente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), cree que una caída de las exportaciones se vería más que compensada con los beneficios de la bajada del precio del petróleo y aunque reconoce que el turismo podría "resentirse un poco" ,los ciudadanos rusos con alto poder adquisitivo "seguirán viniendo".

No obstante, reconoce el riesgo que entraña la actual volatilidad de los mercados financieros rusos.

Lea más: ¿Qué ha ocurrido en la economía rusa en 2014? >>>