Nicaragua y Rusia se felicitan al cumplir 70 años de relaciones diplomáticas

Nicaragua y Rusia celebran hoy el 70 aniversario del establecimiento de sus relaciones diplomáticas con un intercambio de misivas de felicitación y amistad entre sus actuales presidentes, Daniel Ortega y Vladimir Putin, respectivamente.

Ortega dijo a su homólogo ruso, a través de una carta divulgada por el Gobierno nicaragüense, que estos años las relaciones "fraternales, amistosas y de cooperación bilateral han venido consolidando la cercanía" entre ambos pueblos y gobiernos, especialmente después del triunfo de la revolución sandinista en 1979.

Durante el primer régimen sandinista (1979-1990), que también coordinó Ortega, la entonces Unión Soviética y Nicaragua desarrollaron "lazos estrechos de profunda identificación revolucionaria" en el ámbito político, científico, técnico, económico, comercial, social y humanitario, destacó el dignatario sandinista.

"Nos felicitamos por tantos resultados que con seguridad, en adelante, seguiremos fomentando y alcanzando, para beneficio de nuestros pueblos, privilegiando todos los esfuerzos y coincidencias en la agenda internacional, donde la lucha por la paz, la estabilidad y la seguridad, es fundamental para nuestros pueblos, y para todos los pueblos del mundo", añadió.

Ortega sostuvo que Nicaragua reconoce los aportes históricos de Rusia, de la extinta Unión Soviética, y de la Federación Rusa, a la cultura, a la ciencia y a las tecnologías.

Por su lado, Putin dijo a Ortega a través de una carta divulgada por el Gobierno sandinista, que Rusia y Nicaragua han acumulado en estos 70 años una vasta experiencia en la cooperación bilateral, que han sido "especialmente estrechas, realmente amistosas, de socios", después del triunfo de la revolución sandinista hace 35 años.

"En aquel período fue establecida una interacción eficiente en el área política, económico-comercial, científico-técnica, humanitaria, y otras", subrayó Putin, quien reafirmó que seguirán fomentando los lazos ruso-nicaragüenses.

Desde que el sandinista Ortega volvió a la Presidencia del país en 2007, Nicaragua y Rusia han fortalecido sus relaciones en todos los campos.

Rusia, un antiguo aliado de Nicaragua que durante el primer régimen sandinista (1979-1990) dotó de armamento soviético a las Fuerzas Armadas nicaragüenses, construye en las afueras de Managua un centro de entrenamiento de lucha antidrogas que preparará a agentes operativos para toda Centroamérica.

Rusia ha donado a Nicaragua 520 autobuses y 500 autos para taxis y también se comprometió con Nicaragua a construir un nuevo hospital, valorado en 41 millones de dólares.

Nicaragua es uno de los contados países, junto a Venezuela y los pequeños Estados insulares de Nauru y Tuvalu, que se han sumado a Rusia en el reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.

Lea más: Nicaragua y Rusia buscan aumentar el intercambio comercial >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.