Las sanciones espolean el interés por Rusia en la India

Las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea contra Rusia han espoleado las perspectivas de negocio y el interés de las empresas en la India, que ven cómo la reducción de la competencia occidental puede abrir nuevas oportunidades en un momento difícil para la economía rusa.

Así lo reconocieron hombres de negocio consultados por Efe durante un foro de empresarios indios y rusos en Nueva Delhi convocado en el marco de la XV Cumbre Anual que mañana tendrá su punto álgido en el primer encuentro oficial entre el primer ministro indio, Narendra Modi, y el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Es una tremenda oportunidad para la India, China y otros países" asiáticos, dijo a Efe Shiv Vikram Khemka, vicepresidente del Grupo SUN, al recordar el hueco que se abre "cuando las empresas occidentales dejan de competir" a raíz de las sanciones económicas aplicadas por la actuación de Rusia en el conflicto de Ucrania.

Las restricciones impuestas por Moscú misma a las importaciones y por Occidente a la financiación de empresas rusas "abren oportunidades de mercado a compañías asiáticas para vender alimentos y bienes de consumo en Rusia", aseguró Khemka.

"Putin ha ordenado la economía rusa y ha abierto un nuevo tiempo" para los inversores extranjeros, aseveró este empresario, con veinte años de experiencia en el mercado ruso.

Eso sí, reconoció que la mejor forma de superar las trabas aduaneras, burocráticas o fiscales en ese país "pasa sencillamente por encontrar un buen socio local".

El director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Kirill Dmitriev, aseguró a Efe que un ejemplo de esta apertura a las inversiones extranjeras y el interés despertado en la India son acuerdos como los que se firmarán mañana con empresas indias "por más de mil millones de dólares".

Dmitriev destacó los acuerdos con la consultora IDRC, para ayudar a inversores indios interesados en negocios en Rusia, y con la energética Tata Power, que pretende extender su presencia en Rusia, donde ya opera su división de vehículos Tata Motors.

El directivo reconoció que la economía rusa no atraviesa su mejor momento, como lo demuestra la caída del rublo, la más acusada desde 1998, en un contexto en el que coinciden las sanciones económicas y la caída del precio del petróleo, del Rusia que es uno de los mayores exportadores mundiales.

"Sin embargo, por otro lado favorece a nuestras exportaciones", dijo, al destacar que ahora son más competitivas respecto al dólar y al euro.

Además, subrayó que "compañías financieras chinas o informáticas indias pueden cubrir esos nichos" dejados por los inversores occidentales.

Modi y Putin mantendrán mañana en Nueva Delhi su primer cara a cara con el objetivo de impulsar las relaciones económicas durante los próximos diez años, ya que los estrechos lazos diplomáticos entre ambos países no se traducen en el plano comercial.

El comercio bilateral se situó en 2013 en unos 10.000 millones de dólares, marca que esperan repetir este año, todavía a la mitad del objetivo de 20.000 millones para 2015 fijado por los dos países.

El Ejecutivo de Modi ha reiterado su rechazo a cualquier sanción económica a su socio "prioritario", con el que espera cerrar en esta cumbre acuerdos en equipamiento militar, minerales preciosos, gas natural o energía nuclear, en la senda de "redefinir las relaciones económicas para la próxima década" que pretende el Gobierno indio.

Lea más: El interesado acercamiento de EE UU a la India >>>