Rusia cree que éxito de tregua en Ucrania está en trazar línea de separación

Rusia ve en trazar una línea de separación entre ambos bandos en conflicto la clave del éxito de la tregua declarada hoy en el este de Ucrania, aseguró Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso.

"Confiamos en que una consensuada línea de separación permita garantizar en la práctica el cese de las hostilidades y la retirada del armamento pesado de ambos bandos", dijo Lavrov en rueda de prensa.

La línea de separación y la retirada del armamento pesado de una zona desmilitarizada de 30 kilómetros son los principales puntos del Memorándum de Paz firmado por ambos bandos el pasado 19 de septiembre en Minsk.

La tregua acordada la pasada semana por las fuerzas gubernamentales y las milicias prorrusas entró hoy en vigor, aunque está a expensas del resultado de la inminente reunión en Minsk entre representantes de Kiev y los separatistas con mediación de Rusia y la OSCE.

"Esta no ha sido la primera declaración (de alto el fuego), pero la actual fase ha sido bien preparada, ya que han tenido lugar negociaciones entre ambos bandos en conflicto", dijo el ministro ruso.

Lavrov desveló que oficiales del Ejército ruso participaron en esas negociaciones a petición del presidente ucraniano, Petró Poroshenko.

A su vez, el jefe de la diplomacia rusa alertó sobre la incapacidad de Ucrania de iniciar un proceso de reforma constitucional con participación de todas las regiones y partidos políticos.

"Esto hay que hacerlo con urgencia. Recuerdo que tal compromiso fue asumido por las autoridades de Kiev en abril pasado", destacó, en alusión a la insistencia rusa de que Ucrania se convierta en una federación en la que se respeten los derechos de los rusohablantes.

Ambos bandos firmaron el pasado 5 de septiembre un alto el fuego, pero los combates no han cesado y, de hecho, el mando militar ucraniano reconoció que más de 400 soldados han muerto desde entonces.

Poroshenko y los dirigentes separatistas podrían reanudar las negociaciones este viernes en Minsk, aunque estos últimos insisten en incluir en la agenda otros asuntos, además de la retirada de la artillería y las lanzaderas de misiles de la zona de seguridad.

Los separatistas insisten en tratar el gradual levantamiento del bloqueo económico impuesto a las zonas rebeldes por Kiev y la entrada en vigor de las leyes que conceden tres años de autonomía a los separatistas y amnistía a los milicianos.

Los rebeldes consideran bloqueo económico la decisión de Kiev de suspender los servicios bancarios y evacuar a la administración pública de la zona.

Lea más: ¿Por qué fracasaron los intentos de solución del conflicto en Ucrania? >>>