Rusia dice que un acuerdo final de alto el fuego en Ucrania está cerca

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, dijo hoy que las partes beligerantes en el conflicto del este de Ucrania están cerca de un acuerdo final para un alto el fuego y que la cuestión más difícil de resolver tiene que ver con la línea de separación entre ellas.

"El alto al fuego se declaró y ha resultado en una marcada reducción de a violencia, pero no ha llevado al silencio (de las armas", declaró.

"Ahora, las conversaciones se están produciendo directamente en el terreno", agregó, y su objetivo es acordar el trazado de la referida línea para separar a las partes beligerantes, a partir de la cual se debería retirar el armamento pesado hasta una distancia de 15 kilómetros de cada lado.

Un acuerdo preliminar de alto el fuego entre el Gobierno y los líderes de los grupos rebeldes, que debería entrar en vigor el próximo día 9, fue anunciado ayer, pero se confirmó también que éste todavía estaba pendiente de firmarse.

"No es fácil, pero pienso que ahora se está cerca de un acuerdo", sostuvo Lavrov en una rueda de prensa durante la conferencia ministerial de la Organización para Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Rusia recibió ayer una retahíla de críticas en la sesión inaugural de este foro por la anexión del territorio de Crimea, el pasado marzo, y su apoyo a los grupos separatistas que operan en las regiones de Donestk y Lugansk.

Para Lavrov, el Protocolo de Minsk, firmado el 5 de septiembre, se mantiene como el único acuerdo viable y que ofrece las líneas de actuación para resolver la situación en Ucrania.

Ese documento establece un alto el fuego, el inicio de la descentralización del país y la liberación de prisioneros, entre sus puntos más importantes.

Por otra parte, Lavrov criticó la intención de Estados Unidos de que Rusia represente a los grupos separatistas ucranianos en próximas negociaciones.

"Ellos quieren que Rusia hable en representación de la milicia, pero es un enfoque totalmente basado en la ideología y que busca culparnos de todo lo que pasa", declaró.

Consideró que si se trata de implementar los puntos del Protocolo de Minsk, "no tiene sentido hacerlo sin la participación directa" de los representantes de los grupos rebeldes.

Agregó que EEUU se equivoca si pretende "convocar a un foro donde estemos presentes como parte a la que se culpará por el conflicto" y le pidió "no pensar en sus intereses ideológicos, sino en resolver el conflicto en Ucrania".

El ministro ruso también dio a entender que el Gobierno del presidente ucraniano, Petro Poroshenko, ha incumplido con su parte el Protocolo de Minsk, pues en lugar de lanzar una reforma constitucional para la descentralización del país, ha decidido desligar a las regiones del este del circuito económico y financiero nacional.

"Me sorprende la decisión del presidente Poroshenko de cortar a las regiones del este del sistema financiero y económico, dejarlas sin pensiones, ni subsidio, excluirlas de la grivna (la moneda nacional)", comentó.

Lea más: Las razones de Rusia para oponerse al ingreso de Ucrania en la OTAN >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.