Lavrov anuncia que Rusia desarrollará la cooperación militar con Sudán

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, dijo hoy en Jartum que su país desarrollará la cooperación militar con Sudán "sin generar un desequilibrio de fuerzas en la región", aludiendo a otros países vecinos como Egipto o Etiopía.

Lavrov participa en el II Foro de Colaboración Árabe-ruso, que se celebra esta jornada en Jartum, donde Lavrov fue recibido por el presidente sudanés, Omar Hasan al Bashir.

El jefe de la diplomacia rusa analizó con Al Bashir los medios para reforzar los lazos bilaterales, así como asuntos regionales e internacionales de interés común, informó la agencia oficial sudanesa, Suna.

Tras la reunión, el mandatario sudanés expresó la solidaridad de su país con Rusia frente "a las injustas sanciones unilaterales contra Moscú (por la crisis de Ucrania), similares a las impuestas contra Jartum".

Por su pare, Lavrov trasmitió al presidente sudanés los saludos de su colega ruso, Vladimir Putin, y destacó que Rusia tiene interés en respaldar las causas sudanesas, como son los conflictos con grupos rebeldes en Kordofán del Sur y Darfur.

En cuanto a la cooperación mixta, abordaron, el trabajo de las compañías rusas que operan en Sudán, y de aquellas que desean invertir en el país africano.

También dialogaron sobre el sector del petróleo, "ya que Rusia tiene amplia experiencia en ese campo y hay empresas rusas que estudian participar en este ámbito", destacó, por su lado, el ministro sudanés de Exteriores, Ali Karti.

Otros asuntos tratados fueron la Conferencia de los Países Vecinos a Libia, que comienza mañana, jueves, en Jartum; y los conflictos de Sudán del Sur y la República Centroafricana.

Además, hablaron de la crisis entre el Gobierno sudanés y la misión de la Unión Africana y la ONU para Darfur (UNAMID), en la que, según Karti, el responsable ruso subrayó el respaldo de Moscú a la posición de Jartum.

Las autoridades sudanesas pidieron en noviembre pasado a la UNAMID elaborar una estrategia para abandonar Sudán, después de que el contingente de la ONU investigara una supuesta violación masiva de mujeres en una aldea del norte de Darfur.

Lea más: Rusia prepara una nueva redacción de su doctrina militar>>>