El rublo se desploma hasta registros históricos tras la reunión de la OPEP

La cotización del rublo frente al euro y al dólar se desplomó ayer hasta sus registros históricos más bajos en la bolsa de Moscú tras la brusca caída del precio del petróleo Brent motivada por la decisión de la OPEP de no recortar su producción.

Con el petróleo en caída libre, acercándose ya a los 70 dólares por barril, un euro llegó a cambiarse en el parqué moscovita por 60,75 rublos, mientras que la moneda estadounidense alcanzó una cotización de 48,65 dólares por rublo.

El anterior récord negativo frente al euro fue alcanzado por la moneda rusa el pasado 7 de noviembre, con el Brent aún por encima de los 83 dólares -hoy ha bajado por debajo de los 72-, por lo que el desplome del rublo podría continuar en las próximas horas y días.

La moneda rusa, presionada tanto por la caída del precio del petróleo como por las sanciones de Occidente a Moscú por su papel en la crisis de Ucrania, ha perdido ya más de un tercio de su valor desde comienzos del año.

La salud del rublo se ve agravada por la reciente decisión del Banco Central de Rusia (BCR) de dejar la moneda nacional en libre flotación, renunciado a intervenciones (compra o venta de divisas) ilimitadas para sostener su paridad con las principales divisas internacionales.

Hasta hace poco, el BCR salía al mercado de divisas cada vez que el valor en rublos de una canasta de dos monedas (dólar y euro) no se ajustase a una banda establecida por el regulador.

La decisión tomada hoy en Viena por la OPEP de no rebajar su producción conjunta de 30 millones de barriles diarios deja poco margen a la recuperación de un rublo que en las últimas semanas ha demostrado una sensibilidad excesiva a los cambios en los precios del petróleo.

Lea más: ¿Puede influir Rusia en los precios del petróleo? >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.