Francia aplaza "hasta nueva orden" la entrega de los Mistral a Rusia

El presidente de Francia, François Hollande, anunció hoy que ha decidido aplazar "hasta nueva orden" el examen de la demanda de autorización necesaria para exportar a Rusia el primero de los dos buques de guerra Mistral encargados por ese país.

El Elíseo, sede de la presidencia gala, indicó en un comunicado que la situación actual en el este de Ucrania sigue sin permitir la entrega de esos navíos.

Tras resistir durante meses las presiones de Estados Unidos y otros miembros de la OTAN para que no vendiera los buques a Rusia, Francia suspendió a mediados del pasado septiembre la entrega del primero de esos portahelicópteros, de unos 1.200 millones de euros cada uno.

Francia siempre ha defendido que el contrato no quedaba anulado, y el Kremlin advirtió el pasado 23 de octubre de que denunciaría al país ante los tribunales en caso de que lo incumpla.

Los Mistral, de 199 metros de eslora y 32 de manga, tienen un peso de 32.300 toneladas, desarrollan una velocidad de hasta 18,8 nudos y pueden recibir hasta 16 helicópteros, unos 50 vehículos militares y medio millar de soldados.

Rusia ingresó en 2012 el primer pago para la compra de esos navíos, que generó inquietud entre los países bálticos y Polonia ante el temor de que amenazaran su seguridad, y hasta el momento ya ha cerrado dos tercios del monto.

Rusia renuncia de momento a actuar contra Francia por un nuevo retraso, anunciado hoy, en la entrega del primero de los dos buques de guerra Mistral, aseguró el viceministro ruso de Defensa, Yuri Borísov.

"Estamos satisfechos con todo, son los franceses los que no lo están. Esperemos pacientemente. (...) El contrato lo detalla todo y actuaremos de acuerdo a la letra del contrato, como toda la gente civilizada", subrayó Borísov.

El presidente de Francia, François Hollande, anunció hoy que ha decidido aplazar "hasta nueva orden" la entrega a Rusia del portahelicópteros encargado por ese país.

El Elíseo indicó en un comunicado que la situación actual en el este de Ucrania sigue sin permitir la entrega de esos navíos.

Tras resistir durante meses a las presiones de Estados Unidos y otros miembros de la OTAN para que no vendiera los buques a Rusia, Francia suspendió a mediados del pasado septiembre la entrega del primero de esos portahelicópteros, de unos 1.200 millones de euros cada uno.

El Kremlin advirtió el pasado 23 de octubre de que denunciaría a Francia ante el Arbitraje de Estocolmo en caso de que incumpla el contrato.

Lea más: La ampliación de la OTAN y el fin de la guerra fría >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.