Moscú, indignada por la expulsión de un politólogo ruso desde Letonia

Rusia mostró hoy su indignación por la reciente expulsión desde Letonia del politólogo ruso Konstantín Símonov, en medio de un empeoramiento de las relaciones entre el Kremlin y los países bálticos a raíz del conflicto ucraniano.

"Un comportamiento así no puede sino indignar y sin duda alguna no quedará sin respuesta por nuestra parte", afirmó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Alexandr Lukashévich, citado por la agencia TASS.

Símonov viajó el pasado 14 de noviembre a Riga para participar en un foro promovido por periodistas rusos, pero fue expulsado por las autoridades letonas, que han incluido al también director del Fondo de Seguridad Energética Nacional de Rusia en la lista negra del país.

"El espectáculo con la expulsión desde Letonia del famoso politólogo ruso, que llegó a la capital letona por invitación del club de periodistas 'Formato A-3', es una nueva muestra de la hipocresía de las autoridades de Riga, que posicionan su país como 'una democracia donde todos pueden expresar su opinión'", aseveró Lukashévich.

La expulsión de Símonov coinciden con un brusco empeoramiento de las relaciones entre Moscú y las antiguas repúblicas soviéticas de Letonia, Lituania y Estonia.

Los tres países bálticos, miembros de la Unión Europea, se sienten amenazados por Moscú después de la anexión en marzo de Crimea y el estallido del conflicto armado en el este de Ucrania, tras el cual Occidente ve la mano rusa y acusa sin tapujos a Moscú de invadir territorio ucraniano.

La tensión diplomática cobró fuerza la semana pasada después de que la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, cargara las tintas contra el Kremlin al calificar a Rusia de "Estado terrorista" por el papel que desempeña en la crisis ucraniana.

Lea más: El problema de los no ciudadanos en las repúblicas bálticas >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.