España y 18 países se unen contra uso de reserva crisis para paliar veto ruso

España y otros 18 Estados miembros han presentado hoy una declaración conjunta contra el uso de la reserva de crisis de los fondos agrícolas para compensar a los productores por las pérdidas sufridas como consecuencia del veto ruso a las importaciones de frutas y hortalizas.

El texto lo respaldan España, Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chipre, la República Checa, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Portugal, Rumanía y Eslovaquia, dijo hoy a la prensa la ministra española de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

En su lugar, esos países reclaman que las ayudas se financien con las asignaciones del presupuesto del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga).

"Venimos aquí a hacer todo lo posible" (para evitar usar la reserva de crisis), dijo la ministra a su llegada a un Consejo de ministros de Agricultura y Pesca en el que se debatirá el tema.

"Hemos reunido una amplia mayoría de Estados miembros que comparten nuestra posición. Desde el principio España defendió que los agricultores no debían ser los pagadores de una decisión política que nada tiene que ver con su actividad", indicó.

La ministra explicó que España defiende que las medidas extraordinarias se financien "con fondos fuera de la Política Agrícola Común (PAC) o de los excedentes dentro de la PAC, y que la reserva de crisis fuera el último de los recursos al cual acudir".

Según indicó, esa "no es la propuesta que la Comisión Europea presentó, y nosotros llevamos todo este tiempo trabajando con el Parlamento Europeo y con otros Estados miembros para revertir la decisión de la CE", explicó.

"Esperemos con este trabajo, junto con el del PE, dar la vuelta a la propuesta de la CE, que no nos parece en absoluto justa", añadió la ministra.

Dijo que "los agricultores y los ganaderos europeos no tienen por qué pagar dos veces las consecuencias del veto ruso: por una parte cómo les ha afectado a sus mercados, y por otra financiándolo con cargo a la reserva de crisis, que no deja de ser fondos de (...) los agricultores y ganaderos para eventualidades debidas a la propia situación de su sector, no de decisiones políticas".

Aunque hoy no se tomará ninguna decisión en la reunión de ministros sobre este asunto, ya que las negociaciones relacionadas con la corrección del presupuesto europeo para 2015 se llevan a cabo conjuntamente entre el Consejo y el PE, la ministra opinó que esto será "un primer paso" que permitirá expresarse a los ministros de Agricultura.

"A partir de aquí le pasaremos el testigo a los ministros de Hacienda, que son los que tendrán la última palabra", agregó.

El documento pone de relieve la "preocupación" por "la situación de importantes sectores agrícolas europeos", ya que "pese a las medidas adoptadas en los últimos meses, las condiciones económicas de algunos de los mayores productores de frutas y hortalizas son todavía complicadas".

En particular, denuncia las distorsiones en los mercados de ganado, en particular del vacuno y del porcino, que "se están alterando de manera importante, con precios en una clara tendencia a la baja", y alerta de que las dificultades económicas que causa esta situación "pueden poner en peligro un número de explotaciones ya vulnerables".

Además, la declaración pide que se faciliten "las asignaciones presupuestarias en el presupuesto de 2015 para que la UE pueda abordar de manera completa estas distorsiones del mercado".

"La reserva de crisis 2015 (...) no se debe utilizar para financiar estas medidas", dice el texto, que añade que ese fondo se debe preservar "para mantener nuestra capacidad de respuesta a lo largo de 2015 en caso de que se profundice esta crisis o surja una nueva".

Indica, por último, que los ministros se oponen a la propuesta de reducción de 448 millones de euros del Feaga, y que pide que esas asignaciones se utilicen para financiar las medidas acordadas para paliar el veto ruso.

Lea más: Los empresarios españoles descontentos por el veto alimentario ruso >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.