Rusia rechaza posibles sanciones por apoyo elecciones separatistas en Ucrania

"El lenguaje de sanciones es un método de solución de conflictos absolutamente contraproducente. Esto ha sido demostrado a lo largo de la historia"

Rusia rechazó hoy las posibles sanciones occidentales por su reconocimiento de las elecciones separatistas celebradas el domingo en el este de Ucrania y en las que fueron elegidos los líderes y Parlamentos separatistas.

"El lenguaje de sanciones es un método de solución de conflictos absolutamente contraproducente. Esto ha sido demostrado a lo largo de la historia", aseguró Grigori Karasin, viceministro de Exteriores ruso, a la agencia Interfax.

El diplomático subrayó que Rusia "lleva varios meses bajo sanciones" y que éstas "no han logrado nada más que la consolidación de la sociedad rusa".

A su vez, subrayó que Moscú "respeta la voluntad popular de los habitantes del sureste" de Ucrania, término utilizado por Rusia para referirse a las regiones orientales de Donetsk y Lugansk.

"Partimos de que los representantes de Donetsk y Lugansk han recibido el mandato para entablar negociaciones con el Gobierno central en Ucrania y solucionar en el marco de un diálogo político todo los problemas acumulados durante muchos meses", dijo.

Karasin considera "evidente" que los habitantes de la zona del conflicto "quiere una vida estable y tranquila".

Por ello, destacó, "ahora es importante tomar medidas para que el diálogo entre Kiev y los representantes del Donbass (cuenca hullera) avance".

"Y nosotros estamos dispuestos a contribuir a ello", añadió.

Previamente, la Cancillería rusa manifestó que respeta los resultados de las elecciones convocadas por las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk para elegir a sus líderes y a los integrantes de sus legislativos (Soviet Supremos).

"Respetamos la voluntad popular de los habitantes del sureste (de Ucrania). Las elecciones en Donetsk y Lugansk transcurrieron en general de manera organizada y registraron una alta participación", informó la Cancillería rusa en un comunicado.

En los comicios resultaron elegidos los rebeldes que ya encabezan las repúblicas separatistas prorrusas desde agosto pasado: Alexandr Zajárchenko en Donetsk e Ígor Politnitski en Lugansk.

Mientras, Kiev considera ilegales las elecciones del domingo, ya que la ley de autogobierno que concede a los insurgentes tres años de autonomía ya contemplaba esa posibilidad al convocar elecciones locales en las zonas rebeldes para el 7 de diciembre.

Por su parte, Occidente opina que las elecciones separatistas ponen en peligro la aplicación de los acuerdos de Minsk, que contemplan, entre otras cosas, una declaración de alto el fuego y la creación de una zona desmilitarizada.

Lea más: El portavoz de Kremlin niega que Rosneft proponga sanciones contra Occidente>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.