Barroso urge a Rusia y Ucrania a cerrar un acuerdo sobre el conflicto del gas

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, instó hoy a Rusia y a Ucrania a "aprovechar la oportunidad" y concluir un acuerdo sobre el conflicto que mantienen las dos partes sobre el suministro del gas.

Barroso "urgió a todas las partes a "aprovechar la oportunidad y concluir las negociaciones con el fin de asegurar un suministro de gas a Ucrania continuo, confiable y basado en el mercado", señaló el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Rusia, Ucrania y la Unión Europea (UE) celebran desde el miércoles una nueva reunión en Bruselas con idea de buscar una solución a la disputa por el precio y las importaciones de gas ruso por parte de Kiev.

La CE indicó además que Barroso habló por teléfono varias veces a lo largo de la jornada de negociaciones trilaterales con el presidente ucraniano, Petró Poroshenko.

Barroso dejó claro que "estaba al alcance un acuerdo sobre la base de las propuestas realizadas por la Comisión Europea", e instó a las dos partes a aprovechar esta oportunidad y cerrarlo.

El ministro de Energía ruso, Alexandr Novak, confirmó que las conversaciones tripartitas continuarán hoy.

Los negociadores concluyeron su reunión entrada la madrugada, hacia las 3.00 horas GMT, sin haber logrado todavía ponerse de acuerdo, según indicaron a Efe fuentes comunitarias.

"Se prepararon conjuntamente unos documentos sobre un entendimiento común que se encuentran ahora en manos de los dos gobiernos, en Moscú y en Kiev, para su aprobación", agregaron.

Las consultas trilaterales continuarán "a lo largo del día de hoy", explicaron además.

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, dijo este martes al comienzo de la reunión tripartita en la que actúa de mediador, que tenía información sobre el crédito puente de 2.000 millones de euros que Ucrania solicitó a la UE, aunque prefirió no revelar los detalles ni aventurarse a valorar si sería suficiente para resolver el problema.

Oettinger explicó que Ucrania necesitará entre 3.000 y 4.000 millones de metros cúbicos de gas en 2014, una cantidad que podrá ser ampliada si es necesario en marzo de 2015.

El enfrentamiento entre Rusia y Ucrania por el gas preocupa en la Unión Europea (UE), que teme que Moscú, de la que importa el 39 % del gas que consume, siga utilizando la dependencia energética comunitaria como arma política y que los Estados miembros lleguen a verse afectados por un corte de gas este invierno, como ya ocurrió en la crisis de 2009.

Según las pruebas de resistencia realizadas por Bruselas, si el corte del gas ruso hacia la UE llegase a materializarse este invierno, Bulgaria, Rumanía, Lituania, Estonia y Finlandia perderían un 40 % del gas que necesitan; Hungría, un 30 %, y Polonia, un 20 %.

España y Portugal, en cambio, no se verían afectadas porque no importan gas de Rusia.

Lea más: Acuerdo temporal sobre el suministro de gas ruso a Ucrania>>>