El portavoz de Kremlin niega que Rosneft proponga sanciones contra Occidente

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, desmintió hoy que el gigante petrolero ruso Rosneft haya propuesto al presidente Vladímir Putin introducir sanciones contra Occidente que "van más allá de lo imaginable", como escribió hoy el periódico ruso Kommersant.

El medio informó de que la empresa petrolera ha traspasado al Kremlin una lista de "duras respuestas" a las sanciones occidentales introducidas a raíz del conflicto ucraniano en el este de Ucrania en el que Bruselas y Washington ven la mano rusa.

"No se corresponde en absoluto con la realidad la información sobre que Rosneft haya elaborado algunas propuestas para responder a las de los países occidentales, dijo Peskov, citado por la agencia Interfax, en alusión a la información publicada por Kommersant.

Señaló que tales decisiones "se preparan por las instituciones correspondiente y las toman el Gobierno y el presidente".

"Las empresas que no tienen ninguna competencia para ello", aseveró.

Sin embargo, poco antes el ayudante presidencial Andréi Beloúsov había asegurado que el Kremlin estudia las propuestas de Rosneft.

"El radicalismo de esas propuestas no responde a la agudeza de la situación de hoy. Se están estudiando, las estudiamos atentamente", dijo Beloúsov, citado por las agencias rusas.

Según fuentes de Kommersant, la lista de nuevas sanciones propuesta por Rosneft, y que supuestamente de momento se está estudiando en varios ministerios, propone entre otras medidas embargar las propiedades de países occidentales en territorio ruso como medida cautelar en el marco de contratos no cumplidos por las sanciones contra Moscú.

Además, la petrolera que preside Ígor Sechin, hombre de confianza de Putin y que figura en la lista de las sanciones occidentales, supuestamente pidió introducir una moratoria sobre el retorno a los países occidentales de aquellos equipos de la industria de gas y petróleo que se encuentran en territorio ruso.

Eso, independientemente de las condiciones aduaneras bajo las cuales fueron traídos a Rusia y aunque su estancia en este país sea temporal.

Según expertos entrevistados por Kommersant, de ser introducida la última medida ésta prácticamente supondría una apropiación de bienes de las empresas petroleras y gasísticas occidentales que operan en Rusia.

Rosneft también habría pedido introducir pago adelantado del cien por ciento por el gas que la Unión Europea compra a Rusia, medida similar a la que Moscú impuso recientemente a la vecina Ucrania que tiene una deuda multimillonaria por los suministros del hidrocarburo ruso.

Según el medio, el monopolio petrolero además pidió limitar la cooperación internacional en los segmentos rusos de la Estación Espacial Internacional y prohibir el entierro de deshechos radiactivos occidentales en territorio ruso.

Uno de los funcionarios cercanos a la situación y consultados por Kommersant señaló que el documento traspasado al Kremlin por Rosneft es un "intento de responder de algún modo a las acciones agresivas contra los negocios rusos" por parte de Occidente.

"Hay que chocar de alguna manera con más fuerza en respuesta", señaló la fuente, aunque admitió que en práctica "estos pasos son difíciles de tomar hasta si existen buenas condiciones para ello".

Anteriormente, la prensa rusa informó de que Rosneft acudió a la Justicia europea para presentar recurso por haber sido incluida en la lista de las sanciones occidentales.

Lea más: Rosneft emitirá bonos por valor de 65.000 millones de dólares >>>