Kerry pide superar la Guerra Fría e insta a respetar alto el fuego en Ucrania

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, abogó hoy por olvidar las divisiones de la Guerra Fría y reclamó respeto al acuerdo del alto el fuego entre Ucrania y los separatistas prorrusos para avanzar en una solución política y levantar las sanciones a Moscú.

Cuando Alemania se dispone a conmemorar el 25 aniversario de la caía del Muro de Berlín y junto a los restos de la frontera que dividió durante casi tres décadas la ciudad, Kerry aseguró que EEUU no quiere el enfrentamiento con Rusia.

El secretario de Estado llegó ayer tarde a Berlín y hoy se reunió con el ministro germano de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, y con la canciller, Angela Merkel.

En su tercera visita a la Cancillería, elogió el "liderazgo" de Merkel ante las crisis internacionales y abogó por reforzar la cooperación entre EEUU y Alemania para afrontar problemas globales.

Antes de su entrevista y en sendas declaraciones sin preguntas ante la prensa, Merkel y Kerry presentaron a EEUU y Alemania como "amigos y aliados" y enumeraron la lista de crisis que copan la agenda bilateral, desde el combate del grupo yihadista Estado Islámico (EI), hasta el programa nuclear iraní, el ébola o Ucrania.

"Son asuntos muy complejos que sólo podemos abordar si actuamos juntos y de forma coordinada", subrayó la canciller.

Kerry mostró su respeto ante el trabajo que realiza Merkel para convertir a Alemania en un "líder global" y puso como ejemplos su contribución frente al ébola, tanto financiera como con personal, y sus esfuerzos diplomáticos para encauzar la crisis ucraniana.

En rueda de prensa junto a Steinmeier, apostó por que Ucrania sea "un puente entre Rusia y Europa" y expresó su esperanza de que se puedan levantar las sanciones impuestas a Moscú, lo que exige que se respete la "clara hoja de ruta" del acuerdo de alto el fuego suscrito en Minsk.

A pesar de que esta crisis "ya no ocupa los titulares de las portadas", advirtió el jefe de la diplomacia alemana, el conflicto "todavía puede ser un detonante que ponga en peligro la paz".

"Es nuestra responsabilidad que jamás vuelva a existir una Europa dividida", afirmó Steinmeier.

No hubo hoy ni una palabra sobre las desavenencias de los últimos meses tras desvelarse el programa masivo del espionaje estadounidense en suelo alemán, que investiga ahora una comisión parlamentaria en el Bundestag.

Al margen de Ucrania, Kerry elogió la contribución de Alemania a la coalición internacional que lucha contra el Estado Islámico, aunque Berlín, centrado en el envío de armas a las fuerzas kurdas en el norte de Irak, ha rechazado participar en los ataques aéreos y descarta también el envío de tropas terrestres.

El diplomático estadounidense agradeció en concreto la colaboración de Alemania para detectar este fin de semana en el aeropuerto de Fráncfort a tres adolescentes estadounidenses que pretendían viajar a Siria y que ya se encuentran con sus familias en Denver (Colorado, EEUU).

Según ha informado la prensa estadounidense, que cita a fuentes del FBI, se trataba de dos hermanas de 15 y 17 años de origen somalí y de una joven de 16, perteneciente a una familia de origen sudanés.

Kerry abogó hoy por una mayor cooperación internacional para evitar que jóvenes occidentales se sumen al EI, convencido de que todos los países "pueden hacer más" ante el creciente número de combatientes extranjeros que se suman al grupo terrorista.

Sin dar datos concretos, el ministro alemán de Exteriores señaló que se han evitado ya "cientos" de viajes de jóvenes a Siria e Irak y subrayó la importancia de la colaboración de Turquía, país habitual de tránsito hacia el destino definitivo.

A pesar del trabajo de las fuerzas de seguridad, el ministro subrayó la complejidad de distinguir qué personas de los cientos de miles que viajan cada año a Turquía lo hacen de vacaciones o tienen otro propósito en mente.

Lea más: Una nueva atmósfera propia de la guerra fría>>>