Sikorski niega que Putin propusiera dividir Ucrania: "Mi memoria me falló"

El ex ministro de Exteriores polaco Radoslaw Sikorski, quien afirmó en una entrevista que el presidente ruso, Vladímir Putin, ofreció en 2008 a Polonia dividir Ucrania en dos zonas de influencia, se desmarcó hoy de lo publicado y aseguró que le "falló" la memoria cuando hizo aquellas declaraciones.

En una entrevista con la revista estadounidense "Politico" publicada ayer, Sikorski, actualmente presidente del Parlamento polaco tras ejercer durante siete años como ministro de Exteriores, relató el contenido de un encuentro que mantuvieron en 2008 Putin y el entonces primer ministro de Polonia, Donald Tusk.

La conversación habría tenido lugar durante una visita del líder polaco a Moscú, donde, según Sikorski, el presidente ruso calificó a Ucrania de "país artificial" y afirmó que Lvov (importante urbe en el este de Ucrania junto a la frontera con Polonia) era una "ciudad polaca", que hasta la II Guerra Mundial era territorio polaco.

"El texto publicado se sobreinterpretó y, además, mi memoria me falló (durante la entrevista), porque después de haberlo comprobado me he dado cuenta de que ese encuentro entre Tusk y Putin en Moscú no tuvo lugar", reconoció hoy Sikorski en rueda de prensa.

En la entrevista de "Politico", Sikorski explicaba que en esa reunión Putin sugirió a Tusk la división de Ucrania en dos zonas de influencia, aunque "afortunadamente Tusk no respondió", porque "sabía que la conversación estaba siendo grabada".

Además, en opinión del exministro polaco, la actual guerra civil en el este de Ucrania entre las tropas gubernamentales y los separatistas prorrusos "comenzó en realidad en 2008".

La prensa polaca calificaba hoy la supuesta oferta de Putin a Tusk de "indigna" y la comparaba con el pacto Ribbentrop-Mólotov que firmaron en 1939 la Alemania nazi y la Unión Soviética para repartirse Polonia, mientras que representantes del Gobierno ruso rechazaban tajantemente las afirmaciones de Sikorski.

La polémica generada por esas afirmaciones hacía que la propia primera ministra de Polonia, Ewa Kopacz, compañera de partido de Sikorski, tomase cartas en el asunto y le pidiese hoy explicaciones, mientras que la oposición le acusaba de "irresponsable" y pedía su renuncia como presidente del Parlamento.

Anoche, después de que el polémico texto se publicase en Estados Unidos, Sikorski ya explicaba en su cuenta de Twitter que la entrevista con la revista estadounidense no fue autorizada, en referencia a una práctica habitual en Polonia, donde el entrevistado suele arrogarse del derecho a autorizar o no la publicación de sus palabras.

El autor del polémico texto, Ben Judah, recordó hoy en declaraciones a la cadena polaca TVN24 que en Estados Unidos no existe ninguna obligación de someter los textos a autorización previa su publicación.

Sikorski mantiene una relación fluida con los medios de comunicación y, como ex periodista, suele sentirse cómodo ante la prensa, como Efe pudo comprobar el pasado agosto en una entrevista con el entonces ministro de Exteriores.

Radoslaw Sikorski, quien trabajó como periodista para la cadena británica BBC e incluso ganó en 1987 el World Press Photo por una imagen sobre Afganistán, está casado con la premio Pulitzer estadounidense Anne Applebaum.

Lea más: Putin ofreció a Polonia dividirse Ucrania, según ex ministro de Exteriores>>>