Consorcio estatal gana concurso para terminar el nuevo estadio del Zenit

El consorcio estatal ruso Transstrói ganó hoy el concurso convocado para terminar las obras de construcción del nuevo estadio del Zenit San Petersburgo, que acogerá partidos del Mundial 2018 y de la Eurocopa 2020.

El contrato, que asciende a 9.100 millones de rublos (unos 230 millones de dólares), incluye la construcción de una cubierta retráctil, el tendido de campos desplegables y el acabado del interior del estadio.

El estadio de la antigua capital imperial, que se encuentra en la isla Krestovky y tendrá una capacidad de más de 66.000 espectadores, debe estar listo desde el punto de vista técnico a finales de 2016, aunque las obras deben concluir en mayo de ese año.

Según la UEFA, San Petersburgo acogerá uno de los cuartos de final de la Eurocopa dos años después de ser sede del Mundial de Rusia de 2018, cuando albergará previsiblemente varios partidos, entre ellos una de las semifinales.

También se prevé que acoja partidos de la Copa de Confederaciones que tendrá lugar en 2017, junto a los estadios Luzhnikí y Spartak en Moscú, y Kazán en Tatarstán.

Diseñado por el arquitecto japonés Kise Kurokawa, que falleció en 2007, será muy similar al Toyota Stadium de su país, obra del mismo arquitecto, y podría llevar al nombre de su patrocinador, el consorcio Gazprom, aunque parte de la afición se opone a ello.

La construcción del estadio ha estado salpicada de continuos retrasos, cambios de planificación y acusaciones de malversación de fondos públicos.

Lea más: El Gazprom Arena será el estadio más caro del mundo >>>