Berlín asume que Ucrania, Oriente Medio y Europa han lastrado su crecimiento

El Gobierno alemán reconoció hoy que las crisis en Ucrania y Oriente Medio, sumadas al estancamiento de la eurozona, han lastrado su rendimiento económico y anticipado así la revisión a la baja de su crecimiento que difundirá la semana que viene.

El boletín de octubre del Ministerio de Economía asegura que la locomotora europea "atravesó en verano una fase débil", algo que basa en causas externas: "conflictos geopolíticos" y la "renqueante recuperación de la eurozona".

La crisis en Ucrania -con su derivada rusa- y la inestabilidad en Oriente Medio "han incrementado la inseguridad de las empresas", argumenta el Ministerio.

A esto hay que sumar la situación de la eurozona, "con los negativos efectos sobre la demanda de bienes y servicios de empresas extranjeras", apunta el documento.

A nivel estatal, continua el boletín, los fundamentales muestran buenos datos con un "mercado laboral que se mantiene sólido", "los ingresos al alza" y un consumo interno que sostiene la economía.

El texto avanza ya, aunque sin cifras concretas, que el Gobierno va a rebajar de forma notable sus previsiones de crecimiento del producto interior bruto (PIB) para este año, cuya revisión se publicará el próximo martes.

Como anticipo, los principales institutos económicos de Alemania difundieron ayer su "Diagnóstico común de otoño", en el que estimaron que el PIB alemán crecerá este año un 1,3 % y un 1,2 % el próximo, frente al 1,9 y al 2,0 %, respectivamente, que calcularon hace seis meses.

No obstante, los institutos, además de señalar como causas del recorte las crisis en Ucrania y Oriente Medio y la atonía europea, resaltó los efectos negativos de la política económica del Ejecutivo de la canciller Angela Merkel.

Por un lado las medidas de corte social -jubilación anticipada, salario mínimo y ayudas a la maternidad- restan competitividad a la economía y, por otro, el empeño del Ejecutivo en alcanzar lo antes posible el déficit cero imposibilita un aumento de las inversiones.

Lea más: Moscú trata de convencer a Washington para que dé tregua a al-Asad>>>