Primer ministro chino viaja a Alemania, Italia y Rusia para firmar acuerdos

El primer ministro chino, Li Keqiang, comienza hoy un viaje a Europa que le llevará a Alemania, Italia y Rusia, en el que se espera que firme varios acuerdos de cooperación, especialmente relevantes con Moscú en materia energética y ferroviaria de alta velocidad.

Se trata de la segunda visita este año al continente, que se produce mientras continúan las protestas a favor de la democracia en Hong Kong y tras la nueva ronda de sanciones impuestas a Rusia por la crisis en Ucrania.

Li arrancará mañana su viaje en Alemania, donde se reunirá con la canciller, Angela Merkel, después de que ésta visitara China el pasado julio, y de que el presidente chino, Xi Jinping, fuera a Alemania en marzo.

"Estos encuentros evidencian que las relaciones han llegado a su mayor nivel", señaló hoy en rueda de prensa el viceministro de Asuntos Exteriores Wang Chao, quien no adelantó los asuntos que debatirán ambos líderes, si bien Merkel ya adelantó que abordará la cuestión de los derechos humanos.

Merkel insistió hace unos días en sus críticas por la condena en China del intelectual uigur Ilham Tohti y apremió a que se respeten los derechos cívicos de los ciudadanos de Hong Kong.

Se espera que ambos mandatarios firmen unos veinte acuerdos en los sectores de industria, tecnología, información, ciencia, educación, agricultura, ciberespacio, protección medioambiental y burocráticos de cara a facilitar los visados de turistas.

El sábado, Li se desplazará hasta Italia, donde se reunirá con su homólogo, Matteo Renzi, y rubricará una veintena de acuerdos en protección comercial, inspección, energía, finanzas, sector aeroespacial y telecomunicaciones.

En Roma, ofrecerá un discurso en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la primera vez que un líder chino visita esta sede, en un momento en el que la inseguridad alimentaria es una de las mayores preocupaciones del país asiático.

Li viajará después a Rusia en su primera visita como primer ministro en este país y uno de los puntos fuertes de su gira.

El también viceministro de Exteriores Cheng Guoping anticipó hoy que Li rubricará una cincuentena de acuerdos tras reunirse con el presidente ruso, Vladímir Putin, y el primer ministro, Dmitri Medvédev.

Entre ellos, destacan algunos "de especial relevancia" en energía y en el sector ferroviario de alta velocidad, de los que por el momento no han trascendido más detalles.

La visita de Li a Rusia se producirá después de una nueva ronda de sanciones por la crisis en Ucrania, que ha provocado que Moscú mire más hacia Pekín en temas comerciales dado su apoyo.

"No van a ayudar (las sanciones), lo que hará es aumentar más la tensión", consideró el viceministro Cheng.

El viaje concluirá en el X Foro Europa-Asia (ASEM) en Milán, el 16 y 17 de octubre, una plataforma que China espera que "sea aprovechada por todas las partes para trazar una nueva y mejor dirección de la cooperación".

Li dejará Europa pocos días antes del Congreso anual del Partido Comunista de China, la reunión política más importante del año en el país asiático, en la que se espera que los líderes acuerden reformas en el sistema judicial y debatan temas como la revolución democrática en Hong Kong, el terrorismo o los enfrentamientos étnicos.

Lea más: El secreto aparato ruso de guerra radiolectrónica que interesa a China>>>