El partido de la minoría rusa no formará gobierno pese a ganar las elecciones en Letonia

El partido socialdemócrata Armonía, que defiende los intereses de la minoría rusa en Letonia, se ha confirmado como el más votado en las elecciones legislativas celebradas el sábado, tras haberse escrutado el 99 por ciento de los votos.

Según informó la Comisión Electoral Central, a punto de concluir el escrutinio en el país báltico, Armonía obtuvo el 23,26 por ciento de los votos, en unos comicios donde la participación se situó cercana al 60 por ciento.

La conservadora Unidad de la primera ministra Laimdota Straujuma, principal rival de la fuerza prorrusa, se alzó con el 21,62 por ciento, mientras la Unión de Verdes y Campesinos obtuvo el 19,74 por ciento.

La victoria de Armonía se produce a pesar de una fuerte campaña en su contra en unas elecciones que han estado marcadas por la sombra de Rusia, especialmente tras su intervención en la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea, cuya población aprobó en referéndum, por abrumadora mayoría, su incorporación a ese país.

Sin embargo, a pesar de ser la fuerza más votada, Armonía, que representa los intereses del tercio de la población de Letonia de origen ruso, quedará previsiblemente una vez más en la oposición, ante la casi segura unión de las otras formaciones políticas para gobernar.

Los observadores consideran que la coalición de centroderecha integrada por Unidad, Partido de las Reformas (desaparecido este año), Unión Nacional y Unidad de Verdes y Campesinos, volverá a formar Gobierno en esta república báltica exsoviética, ahora miembro de la Unión Europea y la OTAN. 

El presidente de Letonia, Andris Berzins, dio ayer una semana a los partidos para que negocien una posible coalición de Gobierno y descartó encargar la formación del Ejecutivo al partido prorruso Armonía, pese a ser el más votado en las legislativas del sábado.

En una entrevista hoy con la televisión letona, Berzins subrayó que no es conveniente formar un Gobierno que no goce del apoyo de la mayoría parlamentaria.

"Todos los partidos tienen una semana de tiempo para mantener, desde mañana, discusiones internas y, naturalmente, también contactos con socios potenciales para formar una coalición", dijo el jefe del Estado.

Berzins añadió que él mismo podría comenzar negociaciones con partidos concretos dentro de una semana antes de nombrar candidato a primer ministro.

"No tenemos mucho tiempo, porque desde el 1 de enero tenemos que comenzar una actuación internacional muy activa", dijo, en referencia a que el país báltico asumirá, por primera vez en su historia, la presidencia de turno del Consejo de la Unión Europea.

A la pregunta de si se debe integrar en el Gobierno a Armonía, el presidente señaló que eso lo debe acordar la propia coalición.

"Eso lo deben decidir la coalición y Armonía. No quiero dar ninguna indicación ni instrucción concreta. Tienen una semana para valorar sus resultados y sus posibilidades", insistió.

Se confirman así las predicciones de los observadores de que el partido que defiende los intereses del tercio de la población de Letonia de origen ruso quedará una vez más en la oposición pese a ser el más votado.


Previsiblemente, la coalición de centro-derecha integrada por Unidad, Partido de las Reformas (desaparecido este año), Unión Nacional y Unidad de Verdes y Campesinos, volverá a formar Gobierno en esta república báltica exsoviética, ahora miembro de la Unión Europea y la OTAN.

Según la televisión letona, el reparto de los 100 escaños de la Saeima (Parlamento unicameral letón) podría quedar en 25 para Armonía, 23 para Unidad, 21 para Unidad de Verdes y Campesinos, 17 para Unión Nacional, y 7 para cada uno de dos partidos que entran por primera vez a la cámara, Corazón por Letonia y Unión Regional.

Lea más: El problema de los no-ciudadanos en las repúblicas bálticas >>>