Letonia celebra mañana elecciones marcadas por el temor a Rusia

Alrededor de 1,5 millones de votantes están convocados mañana a las urnas para elegir al nuevo Parlamento de Letonia tras una campaña electoral marcada por la crisis de Ucrania y el temor a que Moscú gane influencia sobre la nutrida minoría rusa que vive en el país.

Aunque el partido Armonía, que representa los intereses de esa minoría, se perfila como el que será más votado, las encuestas indican que retrocederá hasta diez puntos por defender el acercamiento de Letonia a Rusia, una postura muy criticada por el resto de las fuerzas políticas.

Según el sondeo publicado ayer por SKDF, la formación encabezada por el alcalde de Riga, Nil Ushakov, obtendrá el 18,4 % de los votos, muy lejos del 28 % que logró hace tres años, cuando sus excelentes resultados le granjearon 31 de los 100 escaños del Saeima (Parlamento unicameral letón).

La feroz campaña antirrusa desplegada por el resto de las fuerzas políticas con representación en el Saeima, motivada aparentemente por el papel de Moscú en la crisis de Ucrania, ha dejado en mínimos el debate electoral sobre los problemas internos del pequeño país báltico, como han constatado muchos analistas políticos.

Letonia, con un Gobierno integrado por todos los partidos con escaños en el Parlamento excepto Armonía, ha sido uno de los miembros de la Unión Europea (UE) que más ha presionado al resto para la adopción de duras sanciones contra Rusia y ha solicitado a la OTAN mayor presencia militar de la Alianza sobre su suelo.

En ese contexto, en la formación de Ushakov -primer ruso étnico que logró convertirse hace cinco años en alcalde de la capital letona- se ha abierto un debate interno sobre la conveniencia de tomar distancia con Moscú.

La tradicional postura de Armonía de mantener buenas relaciones de vecindad con Rusia, a la que la mayoría de los letones étnicos acusan de haber ocupado su país durante la Segunda Guerra Mundial, le ha condenado al ostracismo por parte del resto de las fuerzas políticas.

De hecho, es en la actualidad la única formación en la oposición dentro del Saeima letón, toda vez que los cuatro restantes (Unidad, Partido de las Reformas, Unión Nacional y Unidad de Verdes y Campesinos) gobiernan en coalición el país, miembro de la Unión Europea y la OTAN desde 2004.

Unos 300.000 habitantes del pequeño Estado báltico no podrán acudir a votar por su condición de "no ciudadano" que les priva de algunos derechos fundamentales.

Incluso tras varias campañas de naturalización, impulsadas por Letonia para integrar a sus habitantes de origen no letón, los "no ciudadanos", principalmente rusos instalados en el país cuando éste formaba parte de la Unión Soviética, representan según los últimos datos alrededor del 16 % de toda su población.

La minoría rusa, sin embargo, es mucho más amplia y constituye aproximadamente un tercio de los habitantes de Letonia, entre "no ciudadanos" y rusos naturalizados, granero de votos para Armonía.

El Parlamento que salga de los comicios deberá formar un nuevo Ejecutivo que sustituirá al formado hace menos de nueve meses bajo la batuta de Laimdota Straujuma, primera mujer al frente del Gobierno en toda la historia de Letonia.

Los expertos apuntan a que la actual coalición volverá a ponerse al frente del Gobierno y dejará en la oposición a la formación prorrusa, que entre otras cosas se ha pronunciado en contra de las sanciones adoptadas por la UE contra Moscú.

Según el sondeo de SKDS, la conservadora Unidad de la primera ministra letona obtendrá el 11,9 % de los votos y liderará la futura coalición de Gobierno.

Unión de Verdes y Campesinos logrará el apoyo del 11,3 % de los votos, mientras que la nueva formación Corazón por Letonia será apoyada por el 9,1 %.

Unión Nacional-Todo por Letonia, considerado un partido ultranacionalista, ocuparía los últimos escaños del Parlamento letón con el 9,3 % de los votos tras la reciente desaparición del Partido de las Reformas, la mayoría de cuyos miembros se han pasado a Unidad.

Lea más: Putin advirtió a Poroshenko de su capacidad para invadir el este de Europa>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.