Rusia afirma estar preparada para colaborar "equitativamente" con EE.UU.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que Rusia está lista para "trabajar de manera honesta y equitativa con Estados Unidos", aunque, a su juicio, el discurso del presidente Barack Obama en la ONU "no refleja la imagen que la comunidad internacional tiene de Rusia".

En su discurso ante la Asamblea General de ONU, Obama consideró el pasado miércoles que las acciones de Rusia en Ucrania "desafían el orden de posguerra" creado por las Naciones Unidas después de las dos guerras mundiales del siglo XX.

"Impondremos un coste a Rusia por su agresión (...) y urgimos a otros países a unirse a nosotros en el lado correcto de la historia", sostuvo Obama.

En rueda de prensa en la sede de la ONU, Lavrov respondió hoy que ese discurso de Obama "no refleja la imagen que tiene la comunidad internacional de Rusia", y se preguntó qué podría hacerse para mejorar las relaciones entre las dos naciones.

"Nosotros no hemos sido los que hemos perjudicado las relaciones con Estados Unidos", aseguró el ministro, citando casos como el del ex analista de la CIA Edward Snowden, acusado de espionaje en Estados Unidos y quien se encuentra en territorio ruso desde hace un año.

El titular de Exteriores mantuvo que Rusia, sin embargo, está haciendo "todo lo posible para mantener abiertos los canales de comunicación" con el país norteamericano y está "preparada para trabajar de manera honesta y equitativa con Estados Unidos".

"Y cuando los socios están preparados para el diálogo, siempre es bienvenido", sentenció Lavrov.

El ministro ruso reveló, además, que en el transcurso de esta Asamblea General de la ONU mantuvo conversaciones con homólogos y con grupos regionales de África y América Latina, algunos de los cuales le dijeron que "ven claramente que la Guerra Fría nunca ha terminado".

"Algunos de nuestros socios occidentales siguen anclados en la mentalidad de la Guerra Fría", afirmó.

Preguntado por el caso de la copresidenta del Grupo de los Verdes en el Parlamento Europeo, Rebecca Harms, quien denunció hoy que Rusia la declaró "persona non grata" e impidió su entrada en el país pese a portar un pasaporte diplomático, Lavrov aseguró desconocerlo.

"No conozco este caso en particular -respondió- pero no veo nada extraño en él y hay parlamentarios rusos que no pueden entrar en la Unión Europea. Los países tienen derecho a permitir la entrada o a expulsar a ciudadanos extranjeros".

En cuanto a una hipotética reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el ministro mantuvo que Rusia está "preparada para discutir" el derecho a veto, pero avisó que "el debate no tendrá ningún resultado", ya que para ello se debe cambiar la Carta de Naciones Unidas, y "eso parece imposible".

Lea más: Rusia buscará nuevas tecnologías fuera de los EE UU y la UE>>>