Gorbachov critica a EEUU por "provocar riñas en Europa"

El último dirigente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, cargó hoy contra Estados Unidos y su presidente, Barack Obama, por identificar a Rusia como una de las principales amenazas para la seguridad mundial y "provocar riñas en Europa" a fin de impulsar su propia supremacía.

"El principal virus (en el mundo) es América (EEUU) y sus pretensiones al liderazgo. (El discurso de EEUU) no es diálogo político, sino bronca. Su objetivo es hacer daño, provocar, y lo más importante, no dejar que amainen las riñas en Europa", dijo Gorbachov a la emisora de radio "Servicio Ruso de Noticias".

El hombre que más contribuyó al final de la "Guerra fría", junto con el entonces presidente estadounidense, Ronald Reagan, respondió así al discurso de Obama en la Asamblea General de la ONU, en la que el presidente de EEUU identificó a Rusia, el ébola y el extremismo islámico como las principales amenazas para el mundo.

"Lo que pasa es que tienen pretensión al monopolio. Ucrania y otros asuntos son sólo pretextos", aseveró Gorbachov, que estuvo al frente de la URSS desde 1985 hasta su desaparición a finales de 1991.

Por otro lado y a pesar de la actual tensión en las relaciones entre Rusia y Occidente, sin precedentes desde la caída de la URSS, Gorbachov no cree que el mundo se encuentre al borde de una nueva "guerra fría".

"No hay guerra fría aún, pero se perciben sus indicios. No necesitamos una guerra fría, es algo que dura décadas. Estoy a favor de la normalización de la situación", dijo.

Recordó que durante su etapa al frente de la Unión Soviética fue difícil cambiar el rumbo de las relaciones con EEUU.

"También fue difícil para nuestros ciudadanos, que pensaban que no encontraríamos puntos en común con ellos. Pero Estados Unidos es un gran país y debemos tener buenas relaciones", apuntó Gorbachov.

A pesar de sus reiteradas críticas al presidente ruso, Vladímir Putin, y a la política del Kremlin durante los últimos años, Gorbachov apoyó desde el principio la reunificación de Crimea con Rusia y la postura tomada respecto al conflicto en Ucrania por las autoridades del país.

"No podemos perder la cabeza. Somos una nación fuerte, tenemos en qué apoyarnos y qué decir", concluyó el último secretario general del Partido Comunista soviético.

Lea más: La perestroika de Gorbachov>>>