Kazajistán dice que sanciones a Rusia no dañarán sus relaciones con España

Las relaciones bilaterales con España tienen "un carácter estratégico" para Kazajistán y no se verán afectadas por las sanciones impuestas por la Unión Europea a Rusia, principal socio económico del país centroasiático, dijo hoy a Efe el presidente del Senado kazajo, Kasim Zhomart Tokáev.

"Las relaciones con España y con la UE no sufrirán (por la creciente tensión entre Rusia y los Veintiocho, provocada por la intervención de Moscú en el conflicto de Ucrania). España es un país prioritario para nuestra política exterior", aseguró.

Tokáev agregó que Kazajistán, integrada junto con Rusia y Bielorrusia en la Unión Aduanera y en otras organizaciones creadas sobre el espacio postsoviético, firmará a finales de este año un nuevo convenio de cooperación con Bruselas.

"La UE es un socio muy importante para nosotros. Valoramos esa cooperación, (...) por lo que no veo que haya ningún problema", subrayó el presidente del Senado kazajo.

Tokáev describió la relación de su país con España como "estratégica, entre otras cosas porque las principales empresas españolas trabajan en el mercado kazajo. Repsol, Talgo, Indra, y muchas otras".

Hace justo un año, el presidente español, Mariano Rajoy, fue testigo durante su visita a Astaná de la firma de varios acuerdos y contratos entre empresas de ambos países por valor de más de 600 millones de euros (más de 800 millones de dólares).

Talgo, que ha logrado que los trenes entre Astaná y Alma-Ata (la segunda ciudad kazaja) sean dos veces más rápidos que hace unos años, firmó entonces con la kazaja KTZ la construcción de un tren de cercanías.

Kazajistán y sobre todo su capital, que acogerá en 2017 la EXPO, se posicionan como una mina de oportunidades de inversión para las empresas española, y demuestran además un gran interés por atraer compañías ibéricas, como demostró el país centroasiático al organizar este año un foro económico celebrado en Bilbao.

"En el ámbito político, las relaciones bilaterales también se desarrollan con éxito. Le agradecemos a España su apoyo para permitir que Kazajistán presidiera la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y acogiera en 2010 en Astaná una cumbre de ese organismo", recordó.

La excelente relación que mantienen los dos países y los numerosos proyectos empresariales logrados por España en la república deben mucho a la conocida amistad que une al que fuera hasta hace poco Rey de España, Juan Carlos I, con el presidente kazajo, Nursultán Nazarbáev.

Tokáev cree que la llegada al trono de Felipe VI no cambiará nada y "la tradición de mantener una relación cálida y humana con los monarcas de España se mantendrá".

"Nuestro presiente fue invitado a la boda del Rey, y no cabe duda de que citas y eventos así son muy importantes para la edificación de las buenas relaciones diplomáticas", recalcó.

Kazajistán espera contar con el apoyo de España para lograr una de sus mayores aspiraciones en la escena internacional: ocupar un asiento rotatorio como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Hacemos campaña para lograrlo, sobre todo por los canales diplomáticos. Creemos que nuestro principal rival ahora mismo para el asiento que le corresponde a región asiática es Tailandia", dijo al respecto Tokáev.

El presidente del Senado se mostró convencido "de que Kazajistán, por su notable aportación al fortalecimiento de la seguridad mundial, la no proliferación de las armas nucleares y el diálogo entre religiones y civilizaciones, se merece ser elegido miembro no permanente del Consejo de Seguridad".

Lea más: “El veto ruso ha sido la gota que ha colmado el vaso”, afirman empresarios españoles>>>