Embajador de la UE en Rusia rechaza los paralelismos entre Escocia y Crimea

El embajador de la Unión Europea (UE) en Rusia, Vigaudas Usackas, rechazó hoy cualquier paralelismo entre los referendos de Escocia y Crimea, península ucraniana anexionada en marzo pasado por Rusia.

"Aquí no puede haber ningún paralelismo. En Escocia este proceso transcurre de manera legítima en consonancia con todas las normas del derecho internacional y las leyes del Reino Unido", dijo Usackas al diario digital Gazeta.ru.

El diplomático lituano recordó que "las autoridades de Escocia tomarán una decisión en consonancia con los acuerdos logrados con Londres".

"Más aún: en Escocia no hay 'hombrecitos amables', no amenazan a nadie ni le dicen qué deben hacer y cómo deben hacerlo", señaló.

El embajador se refería a los soldados enmascarados y sin insignia desplegados por Rusia para garantizar la seguridad durante el referéndum de independencia celebrado en Crimea el 16 de marzo, algo que fue reconocido por el propio líder ruso, Vladímir Putin.

"Nosotros no reconocemos la anexión de Crimea. Y tampoco reconocemos las recientes elecciones (locales del domingo) en Crimea", insistió Usackas.

Al respecto, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, aseguró esta semana que los primeros comicios locales celebrados en Crimea desde la anexión demuestran que Rusia se rige por la legalidad.

Recientemente, el gobernador de Crimea, Serguéi Axiónov, aseguró que si la Unión Europea reconoce el resultado de la consulta independentista en Escocia, debería hacer lo mismo con los resultados del plebiscito crimeo, de lo contrario pecará de doble rasero.

La aplastante mayoría de los crimeos se pronunció el pasado 16 de marzo a favor del ingreso en la Federación Rusa en una consulta que fue unánimemente condenada por Ucrania y la comunidad internacional.

Seguidamente, Crimea proclamó su independencia de Kiev y el 21 de marzo Putin aceptó a la península en el seno de la Federación Rusa.

Lea más: La lección de Escocia para entender la crisis en Ucrania>>>