El Parlamento Europeo aprueba el acuerdo de asociación UE-Ucrania

El Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy el acuerdo de asociación negociado entre la Unión Europea (UE) y Ucrania, que entrará en vigor de forma provisional el 1 de noviembre pero cuya parte comercial no se aplicará hasta 2016.

El acuerdo fue ratificado con 535 votos a favor, 127 en contra y 35 abstenciones.

La votación en la Eurocámara se produjo de forma simultánea con la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania, con la que el hemiciclo europeo conectó en directo.

Ucrania, la UE y Rusia acordaron el pasado viernes aplazar hasta finales de 2016 la entrada en vigor de un área de libre comercio entre el bloque europeo y Ucrania, algo contemplado en el acuerdo, tras las amenazas de Moscú de que tomaría medidas para proteger su mercado.

El acuerdo, que estaba listo para ser firmado en noviembre de 2013, fue rechazado en el último momento ante presiones rusas por el expresidente ucraniano Víctor Yanukóvick, un gesto que desató las protestas proeuropeas de ciudadanos ucranianos y revueltas opositoras en el país.

Rusia siempre ha temido que ese pacto aleje a Ucrania de su área de influencia y perjudique a su propia economía al fortalecer los lazos comerciales entre europeos y ucranianos, preocupaciones que la UE ha intentado disuadir impulsando reuniones de expertos y a nivel político entre las tres partes a fin de explicar el acuerdo y por qué considera que no dañará los intereses económicos rusos.

En una llamada telefónica con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, su homólogo ruso, Vladímir Putin, confirmó que su país no aplicará cambios en el actual régimen bilateral de comercio entre su país y Ucrania tras la ratificación del acuerdo de asociación.

En opinión del presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, el voto de hoy "demuestra que vivimos en una democracia perfectamente libre, lo contrario de una democracia planificada".

"Ratificar este acuerdo de asociación es un hito para la democracia, sobre todo teniendo en cuenta lo ocurrido en los últimos meses", señaló, al tiempo que agregó que el conflicto en Ucrania, que "nos concierne a todos", ha devuelto "el miedo a la guerra" en Europa.

"Somos conscientes de los anhelos de la población de Ucrania, de los que se han manifestado en la plaza del Maidán (plaza de la Independencia de Kiev). Que se cumplan sus sueños", concluyó Schulz.

Por su parte, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, que presidió la sesión parlamentaria en su país que aprobó el acuerdo, señaló en la conexión en directo con la Eurocámara que el voto supone "un paso firme hacia Europa".

Poroshenko agradeció el apoyo europeo a Ucrania y recordó a las personas que han fallecido en las revueltas, y confió en que la votación de hoy "deje bien claro el deseo del pueblo" ucraniano.

En un debate previo al voto en la Eurocámara, el eurodiputado Elmar Brok señaló en nombre del Partido Popular Europeo que "el acuerdo con Ucrania no se puede torpedear más", mientras que el parlamentario español de esa misma formación aseguró que el pacto "no va contra nadie".

Por su parte, el líder de los socialdemócratas (S&D), Gianni Pittella, pidió a la UE que "no permita cualquier cosa contra Ucrania" por mucho que Europa "quiera evitar una guerra fría", e instó a "respetar la legalidad internacional".

Los conservadores y reformistas europeos (ECR) pidieron que la UE deje claro que está dispuesta a "ir más allá de la retórica" con Rusia, mientras que la eurodiputada de Los Verdes Rebecca Harms mostró su rechazo a que la parte comercial del acuerdo se haya pospuesto quince meses.

Para el eurófobo Nigel Farage, "la UE ha provocado esta situación" de enfrentamiento con Rusia, mientras que el eurodiputado de Podemos Pablo Iglesias criticó que en la UE "hablan de libertad y democracia cuando lo que hacen es geopolítica". 

Lea más: Rusia advierte a Kiev que su asociación con UE tendrá "serias consecuencias">>>