La economía de Rusia acusa el efecto de las nuevas sanciones

La economía de Rusia y, en particular, su moneda, el rublo, que hoy marcó un nuevo mínimo histórico ante el dólar, ha acusado ya el efecto de la nueva ronda de sanciones puesta en vigor por la Unión Europea, mientras las autoridades rusas estudian contramedidas en respuesta.

El Banco Central de Rusia (BCR) fijó la cotización oficial en 37,65 rublos por dólar, cifra que constata una depreciación de la moneda rusa del 15,2 por ciento respecto de la divisa estadounidense en lo que va de año.

Según el BCR, las tensiones y riesgos geopolíticos han llevado al aumento en agosto y a comienzos de este mes al incremento del índice de precios al consumidor, por los que la inflación superará este año el 7 por ciento, un punto porcentual más de lo previsto.

"La dinámica ulterior de la inflación será determinada, entre otros factores, por la velocidad de adaptación de la economía a las restricciones", afirma la entidad emisora, que considera que el aumento de los precios por las sanciones no tendrá carácter prolongado.

De acuerdo con una encuesta realizada el pasado mes de agosto por el Centro Levada, las subidas de precios son el principal temor de los rusos: el 71 de los participantes en el sondeo las señaló como su mayor preocupación.

Pese a la acumulación de riesgos, BCR mantuvo sus previsiones de crecimiento de la economía del país: del 0,4 por ciento para este año y de entre el 0,9 y el 1 por ciento para 2015.

La respuesta política de Moscú a la nueva ronda de sanciones europeas, que afectan por vez primera al sector petrolero ruso y a la industria de la defensa, no se hizo esperar.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, acusó hoy a la Unión Europea de socavar el proceso de paz en el este de Ucrania con la imposición de nuevas sanciones económicas a Rusia.

"Tomar dicha decisión en el mismo momento en que el proceso de paz en Ucrania gana estabilidad (...), significa optar por socavar el proceso de paz", dijo Lavrov a la televisión pública rusa.

El jefe de la diplomacia rusa añadió que la reacción de Moscú a las sanciones será "tranquila, adecuada y, principalmente, se guiará por la defensa de sus propios intereses".

Las nuevas sanciones europeas incluyen, entre otras medidas, limitaciones a la financiación a tres empresas petroleras: Rosneft, Transneft y Gazprom Neft, y a tres sociedades del sector de la defensa; United Aircraft Corporation, Oboronprom y Uralvagonzavod.

A la anterior ronda de sanciones por su implicación en la crisis ucraniana, Rusia replicó prohibiendo las importaciones de alimentos, frutas y verduras de la UE, Estados Unidos, Canadá y otros países por espacio de un año.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, advirtió a comienzos de esta semana de que la reacción de Rusia sería "asimétrica" y, según algunas fuentes, podría afectar a las importaciones de productos textiles y los coches usados procedentes de la UE.

Otra de las medidas de respuesta podría ser la introducción de restricciones para el sobrevuelo del territorio ruso por parte de los aviones europeos en sus destinos asiáticos.

Sin embargo, esta innovación, que encarecería los vuelos europeos que pasan por el espacio aéreo ruso, supondría también ingentes pérdidas para la aerolínea rusa Aeroflot, que es la receptora de los pagos por el derecho a tránsito.

Las nuevas sanciones europeas serán revisadas a finales de mes en función de la evolución de la situación en Ucrania, donde rige un alto el fuego desde el pasado día 5.

De momento, el sector del gas, en concreto el consorcio Gazprom, ha quedado al margen de las sanciones, pero se han sumado otras nueve sociedades mixtas de defensa y se ampliaron las restricciones de viaje y la congelación de bienes a otros 24 dirigentes y oligarcas rusos, crimeos y prorrusos del este de Ucrania.

Además, por si fuera poco, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció que su Gobierno dará a conocer hoy la imposición de nuevas sanciones a los sectores financiero, energético y de defensa de Rusia por sus acciones "desestabilizadoras" del último mes en Ucrania.

"Estas medidas aumentarán el aislamiento político de Rusia así como los costes económicos, especialmente en áreas importantes para el presidente (Vladímir) Putin y aquellos cercanos a él", adelantó.

Lea más: Entran en vigor las nuevas sanciones económicas de la UE contra Rusia>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.