La Agencia de Información y Control Alimentarios vigila que no haya prácticas comerciales abusivas tras el veto ruso

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) está desarrollando para el Gobierno un plan de control específico para las frutas y hortalizas, con el objetivo de evitar que se produzcan prácticas comerciales abusivas en España.

Así lo ha explicado la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Lo hacía en respuesta al diputado del PP Aurelio Romero, quien había preguntado a la ministra sobre las actuaciones que ha impulsado el Gobierno tras la prohibición establecida por la Federación Rusa a las importaciones agroalimentarias de la Unión Europea.

Las actuaciones de la AICA forman parte de "un plan de choque" del Gobierno para responder a esta situación y se suman a otras como la puesta en marcha de una estrategia de promoción y comunicación acordada con las organizaciones representativas del sector para fomentar el consumo de frutas y hortalizas de temporada.

De igual modo, el Ministerio ha establecido un mecanismo de seguimiento semanal de cada uno de los mercados e impulsado reuniones de los grupos de trabajo constituidos por el Ejecutivo para impulsar la internacionalización y la búsqueda de nuevos mercados, según ha recordado la ministra en la Cámara Baja.

García Tejerina ha defendido en el Pleno "la máxima implicación" del Ejecutivo para contrarrestar el veto y la "celeridad desde el minuto cero" en la adopción de medidas.

"Seguiremos igualmente trabajando para garantizar que se pondrán en marcha tantas medidas como sean necesarias" en beneficio del sector, ha garantizado.

En el ámbito comunitario, la ministra ha valorado que se hayan puesto sobre la mesa hasta el momento más de 218 millones de euros para financiar medidas excepcionales.

Las iniciativas de apoyo entraron en vigor el día 11 de agosto para los melocotones y las nectarinas, pocos días después de decretarse el veto ruso; y desde el 18 de ese mes las que afectaban al segundo reglamento de frutas y hortalizas afectadas.

Por otra parte, ha remarcado que España, junto a otros países, solicitaron en el reciente Consejo de Ministros de Agricultura extraordinario de la Unión Europea que se incorpore entre los beneficiarios de las ayudas cualquier producto que pudiera verse afectado.

Una petición que ya había liderado el presidente, Mariano Rajoy, en el Consejo Europeo del 30 de agosto y que "secundaron otros mandatarios", según ha resaltado García Tejerina.

En todo caso, ha insistido en que las medidas adoptadas hasta el momento no están "cerradas", sino sujetas a revisión, con el objetivo de ampliar las iniciativas y presupuestos si es necesario.

En su turno de palabra, el diputado Aurelio Romero ha agradecido "la celeridad" de la ministra tras el anuncio del embargo ruso.

Especialmente, ha valorado la "iniciativa" de García Tejerina para impulsar reuniones con organizaciones agrarias, cooperativas, sindicatos, distribución comercial y comunidades autónomas, de las que han salido "campañas imaginativas" para impulsar el consumo, así como su papel reivindicativo en la negociación ante la UE.

Lea más: Empresas españolas tratan de adaptarse al veto alimentario ruso >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.