El ministro de Defensa ruso responsabiliza a Ucrania de catástrofe avión malasio en este prorruso

El ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, aseguró hoy que en Ucrania recae toda la responsabilidad de la catástrofe del avión malasio con 298 personas a bordo ocurrida a mediados de julio en el este prorruso.

"La catástrofe ocurrió en el espacio aéreo de Ucrania, quien ostenta toda y plena responsabilidad por lo ocurrido", dijo Shoigu al reunirse con el ministro de Defensa malasio, Hishamudin Husein, según las agencias locales.

Shoigu se mostró "convencido de que la tragedia no hubiera ocurrido si Ucrania hubiera solucionado sus problemas internos sin el uso de las Fuerzas Armadas y sin el derramamiento de sangre de los últimos meses".

El ministro ruso vinculó directamente la catástrofe del Boeing de Malaysia Airlines con el uso por parte de Kiev de artillería, misiles y la aviación en sus combates contra las milicias rebeldes en las regiones de Donetsk y Lugansk.

Y criticó a Kiev por "no responder ni a una sola" de las preguntas planteadas por Moscú para "echar luz" sobre la tragedia ocurrida a unos 50 kilómetros de la frontera rusa.

Con respecto a la investigación internacional en la que participa Rusia, aseguró que "debe ser independiente e imparcial, y sus resultados deben ser conocidos por la opinión pública internacional".

"Por nuestra parte, estamos dispuestos a ofrecer la necesaria, ayuda, apoyo y cooperación en el esclarecimiento de las causas de la catástrofe", agregó.

Hishamudin se reunió la víspera en Kiev con el viceprimer ministro ucraniano, Vladímir Groisman, quien se mostró convencido de que el actual alto el fuego permitirá la reanudación de las investigaciones.

Mientras, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, exigió ayer acceso pleno al lugar del siniestro para "recobrar todos los restos humanos (...) y conocer la verdad", tras la divulgación del informe por parte de las autoridades holandesas.

"El informe preliminar sugiere que 'objetos' penetraron en el avión y causaron que se partiera en el aire. Esto suscita la fuerte sospecha de que un misil tierra-aire derribó el (vuelo) MH17 de Malaysia Airlines), pero hace falta más trabajo de investigación antes de poder tener la certeza", indicó.

La Junta holandesa de Seguridad confirmó ayer en su informe que el aparato malasio estalló en el aire probablemente como consecuencias de daños estructurales causados por "un alto número de proyectiles que penetraron en el aparato desde el exterior".

Al respecto, los rebeldes prorrusos negaron que dispongan en su arsenal de armamento para derribar un avión de pasajeros que volaba a más de 10.000 metros de altura como el Boeing malasio.

Y se mostraron dispuestos a garantizar la seguridad de los expertos malasios en el lugar del siniestro en una zona bajo su control en la región de Donetsk.

"Por supuesto, que vengan, les dejaremos acceder a la zona de la catástrofe sin ningún problema y garantizaremos su seguridad", dijo hoy Alexandr Zajárchenko, líder de la autoproclamada república popular de Donetsk, a la agencia rusa Interfax.

Según Kiev, el Boeing-777 fue alcanzado por un misil suministrado por Rusia y lanzado por los milicianos prorrusos en una zona bajo su control.

El avión comercial malayo que despegó de Amsterdam el pasado 17 de julio y se dirigía a Kuala Lumpur, transportaba a 283 pasajeros y 15 tripulantes, éstos de nacionalidad malaya.

Lea más: Se publica el informe preliminar sobre la catástrofe del Boeing-777 >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.