La OMS teme un brote de polio en Ucrania por haberse acabado las vacunas

Ucrania se ha quedado sin vacunas para inmunizar a la población infantil, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) teme que reaparezcan diversas enfermedades y alerta especialmente sobre un posible brote de polio en el país.

"Actualmente no hay vacunas almacenadas en Ucrania. Existen algunos centros que todavía tienen algunas dosis pero cuando éstas se acaben no habrá más. Tememos especialmente que surja un brote de polio en el país", afirmó en rueda de prensa Dorit Nitzan, la representante de la OMS en Ucrania.

"Cuando la crisis surgió, el sistema sanitario del país era ya muy débil y se estaba reconstruyendo. No prestaba servicios de salud adecuados. El conflicto lo ha empeorado aún más", agregó sobre la rebelión armada de los separatistas prorrusos en el este del país.

Nitzan explicó que la cobertura inmunológica de los niños ucranianos no alcanza el 50 por ciento.

Esta situación fue explicada por la experta debido a dos aspectos: el débil sistema de salud, y el hecho de que tras una epidemia de sarampión en 2008 un niño murió poco después de haberle sido administrada una vacuna, "y se creó un rechazo generalizado a la inmunización".

Desde que el conflicto en el este del país surgió en la primavera boreal de este año, "el sistema sanitario ha sido puesto bajo mucha presión, y el ministerio, simplemente, no ha podido hacer lo necesario para obtener más vacunas".

Ante esta situación, la OMS teme un brote de polio no porque haya ningún indicio específico, sino porque es una enfermedad muy grave que puede dejar paralizados total o parcialmente a quienes la contraen.

"Claro que pueden darse casos de sarampión o de rubeola, pero la polio es muy peligrosa. Además, se sabe que tras el primer caso confirmado de polio habrá otros 200 infectados que han pasado desapercibidos", agregó.

Otra de las vacunas más necesitadas actualmente es la del tétanos, dado que la precisan todas aquellas personas que hayan sido heridas.

La OMS, en colaboración con el Ministerio de Salud ucraniano, se ha puesto en contacto con distintos organismos internacionales para intentar dotarse de vacunas lo antes posible.

Para ello, ha solicitado 14 millones de dólares, con los cuales no sólo intentará comprar vacunas sino también dotar al sistema sanitario de todos aquellos elementos indispensables con los que no cuenta actualmente: medicamentos, material quirúrgico, etc.

La petición se hizo a mediados de agosto y hasta la fecha sólo se han obtenido 40.000 dólares.

Una vez las vacunas lleguen al país, la OMS, en colaboración con Unicef, planea una campaña de vacunación contra la polio y el sarampión.

Por otra parte, Nitzan explicó que 32 hospitales de las regiones afectadas por los combates no funcionan en su total capacidad, y que otros 17 han quedado destruidos tras ser bombardeados.

Desde que el conflicto surgió, más de un millón de ucranianos han debido abandonar sus hogares a causa de los combates.

Pero en total, se calcula que 4 millones de personas se han visto afectadas por el conflicto.

"Las necesidades sanitarias de las personas afectadas por la crisis en el este del país son muchas, por lo que necesitamos actuar urgentemente para tratar a todas aquellas personas que lo necesitan", concluyó Nitzan.

Lea más: Qué intenta conseguir Rusia en Ucrania >>>