Lavrov espera que Kiev y prorrusos atiendan en Minsk al plan de paz de Putin

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, manifestó hoy su esperanza de que Kiev y los separatistas prorrusos aprovechen durante las consultas que mantendrán mañana en Minsk las ideas para la paz en el este de Ucrania presentadas ayer por el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Tenemos esperanzas de que las partes enfrentadas aprovechen esas ideas y procuren llegar a un acuerdo durante la reunión del Grupo de Contacto" para Ucrania, integrado además por Rusia y la OSCE, dijo Lavrov al reunirse en Moscú con el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland.

El jefe de la diplomacia rusa aseguró que Moscú se esfuerza en poner en marcha el diálogo entre las autoridades ucranianas y los separatistas y pidió lo mismo al Consejo de Europa, que en su opinión "puede y debe jugar un papel constructivo en estos tiempos tan complejos".

Lavrov lamentó que algunos principios básicos del Consejo de Europa y de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) no se respeten plenamente.

"Hasta que no renunciemos a eternizar las líneas divisorias en Europa, nos volveremos a encontrar cada cierto tiempo con retos como los actuales", advirtió Lavrov en alusión a la tensión en las relaciones entre Moscú y la Unión Europea a causa de la crisis en Ucrania.

Putin presentó ayer un plan de paz de siete puntos para el este de Ucrania tras mantener una conversación telefónica con su colega ucraniano, Petró Poroshenko, tras la cual Kiev anunció un acuerdo para el alto el fuego en la zona del conflicto.

La propuesta del jefe del Kremlin insta a los dos bandos a poner fin a cualquier acción ofensiva en el territorio de las regiones de Donetsk y Lugansk y señala que las tropas ucranianas deben retirarse de las inmediaciones de todas las ciudades a una distancia que impida su cañoneo con artillería.

Contempla también el control internacional del alto el fuego, el intercambio de retenidos y prisioneros mediante la fórmula de "todos por todos", la apertura de corredores para los refugiados y la ayuda humanitaria, la prohibición de bombardeos aéreos y el envío de especialistas para la reparación de las infraestructuras. 

Lea más: Putin presenta un plan de siete puntos para el este de Ucrania >>>