Putin acusa a Kiev de no querer dialogar políticamente con el este ucraniano

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, acusó hoy al Gobierno de Kiev de no querer entablar un diálogo político real con las regiones orientales de Ucrania.

"Considero que la causa principal (de la crisis) radica en que las actuales autoridades de Kiev no quieren establecer un diálogo político real con el este de su país", dijo el jefe del Kremlin, citado por las agencias rusas, en la ciudad de Yakutsk, Siberia Oriental.

Pero, al mismo tiempo, Putin destacó que está por comenzar "un proceso muy importante, un proceso de conversaciones directas".

El presidente ruso se refería a las consultas del grupo de contacto formado por Ucrania, Rusia y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), con participación de los separatistas prorrusos del este ucraniano, previstas para hoy en Minsk.

Admitió que costó trabajo impulsar este mecanismo, pero que finalmente se logró un acuerdo con el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, y representante de la Unión Europea en las conversaciones celebradas la semana pasada en la capital bielorrusa.

Sobre la actual situación en el este de Ucrania, donde desde hace varios días los separatistas prorrusos llevan a cabo una contraofensiva, Putin indicó que el objetivo de los milicianos es alejar a las tropas ucranianas de las ciudades.

"El objetivo de las milicias es hacer retroceder a esas fuerzas armadas y su artillería, para que no pueden cañonear los barrios residenciales", explicó.

El presidente ruso recalcó que la tarea principal es salvar a la población civil de las ciudades cercadas por las tropas ucranianas.

"Y esto es, lamentablemente, lo que en mucho países, también en Europa, prefieren no ver", dijo

Putin hizo estas declaraciones en una conversación fuera de programa con un periodista de la BBC durante una visita al Museo del Mamut de la Universidad Federal del Nororiente.

Lea más: "Poroshenko acusa a Rusia de invasión para no reconocer las derrotas militares" >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.